Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Cuenta que el Papa escribe de su puño y letra los mensajes en Twitter y en Instagram

Edoardo Viganó: “La comunicación del Vaticano, desde el punto de vista de impacto, no es eficaz”

El Prefecto de la Secretaría para la Comunicación desvela que el nuevo portal de la Santa Sede, que aunará todos los medios, verá la luz a finales de año

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Monseñor Edoardo Viganó, Prefecto de la Secretaría para la Comunicación, explica a Religión Confidencial algunos de los motivos de la reforma en los medios de comunicación de la Santa Sede. Desvela que “el gasto en los medios por parte del Vaticano es alto” si tenemos en cuenta los resultados y el impacto en el mundo virtual. 

Monseñor Dario Edoardo Viganó, Prefecto de la Secretaría para la Comunicación del Vaticano. Monseñor Dario Edoardo Viganó, Prefecto de la Secretaría para la Comunicación del Vaticano.

El Papa Francisco anunció en junio de 2015 la creación de la Secretaría para la Comunicación como parte de las reformas iniciadas desde el inicio de su pontificado. Preguntado acerca de si esta reforma está impulsada por el propio Papa, declara: “Sí, claro. Al igual que la reforma de la Curia, la reforma económica y seguramente alguna más en los próximos meses”.

El Prefecto desvela que “el nuevo portal del Vaticano verá la luz antes de fin de año y englobará a todos los medios informativos del Vaticano. Contará con radio, podcast, video, fotografías, y texto en 39 idiomas”. Respecto al nombre de este nuevo portal, el sacerdote indica que “todavía no lo sabemos, es algo que aún está por decidir”.

Viganó recuerda que la reforma de los medios de comunicación del Vaticano “comenzó en 1996 y continuó en 2000. Durante el pontificado de Benedicto XVI, emergió una nueva reforma que tenía en cuenta únicamente la cuestión económica”.  

Después, la reforma de Francisco nace de un importante análisis por parte de la Prefectura Económica.  “Se constituyó una comisión que presentó un análisis al consejo de los nueve cardenales. Posteriormente, se creó una segunda comisión, denominada ‘comisión Viganó’ que presentó una propuesta de reforma al Papa. Con todo, esto el Santo Padre constituyó la Secretaria para la Comunicación, la cual presido”.

El Prefecto desvela a este Confidencial: “El propio Papa Francisco me ha comentado personalmente la importancia de reformar el sistema comunicativo, su gran importancia y su criterio apostólico con el objetivo de anunciar el Evangelio”.

Gran gasto económico

Uno de los motivos de esta reforma es que “desde el punto de vista del impacto, la comunicación del Vaticano no es totalmente eficaz. Por ejemplo, si utilizamos un motor de búsqueda para la palabra “Ángelus”, el  primer portal Vaticano aparece en la tercera página. Sabiendo que el 55% de los usuarios se queda en la primera página, y solo un 1% pasa de la primera  a la segunda, podemos decir que tenemos un gran gasto económico y unos resultados que no son totalmente óptimos”, explica.

En cuanto a la posibilidad de que la información vaticana este supedita a un target, el sacerdote indica que “no. Respondemos a criterios de evangelización. Hemos abierto las ventanas para ver qué sucede fuera y estudiar qué interesa a los católicos en internet y el objetivo no es aumentar el target, el objetivo es ser más incisivo.”

Traspasar la censura de China

En los medios de comunicación vaticanos trabajan 650 personas. Algunos se jubilarán y otros  serán recolocados. Muchos de ellos se están reciclando. “Estamos muy preocupados en la formación de las personas con el objetivo de tener una comunicación más eficaz”, declara Viganó.  

Osservatore Romano, News va, Radio Vaticana, Agencia Fides, son algunos de los medios de la Santa Sede. “La nueva reforma busca unir a todos ellos en un mismo portal. Muchas personas consideran que son demasiados medios, pero yo creo que no. Hay que contextualizar la creación de cada medio con su periodo histórico. Pensemos por ejemplo en la gran importancia que tuvo la Radio Vaticana durante la II Guerra Mundial” sostiene el religioso.

La nueva reforma también tiene como objetivo traspasar las fronteras de la censura en aquellos países donde la información está controlada por el Gobierno. “Por ejemplo en China, donde Facebook esta censurado, utilizamos Mixi, donde subimos fotos y mensajes del Papa”.

Éxito de Istagram con los jóvenes

Acerca de la importancia de los jóvenes, Viganó señala que “son parte fundamental. La comunicación vaticana es muy institucional; en ocasiones podríamos decir que incluso aburrida. Esto responde a un modelo de hace 50 años de tipo jerárquico, sin posibilidad de feedback. Hoy, la comunicación no funciona así. Pero esto está cambiando. Un ejemplo es la cuenta de Instagram del Papa que hemos creado hace dos meses. Es una red social juvenil. Nos hemos acercado a un público alejado. Está claro que el Vaticano debe tener una comunicación institucional, pero también una comunicación más atractiva”.

Francisco es el Papa adecuado para esta reforma, porque “ha atraído mucha atención mediática.  Su discurso está marcado por un lenguaje  simple, pero no superficial y un estilo muy cercano y empático. A diferencia de la mayoría de los presidentes de gobierno, el Papa escribe de su puño y letra las publicaciones de Instagram y Twitter. Es cierto que cuenta con un grupo de trabajo, pero es Francisco el que  aprueba lo que va a ser publicado”.

Televisión católica en España

Sobre la situación de la Conferencia Episcopal Española y los medios de comunicación, Viganó que visitó 13TV el pasado enero, señala que “los laicos deben invertir en una televisión de inspiración cristiana. Creo que hacer buenos programas de entretenimiento es algo bueno, no solo para el cristiano, sino para toda la sociedad”.

Respecto a la reforma de los medios de la CEE el Prefecto afirma que “cada conferencia episcopal decide sobre la cantidad que desea tener. El Vaticano es una cosa muy pequeña que pretende servir y dar ejemplo al resto de iglesias”.

En cuanto a la competencia que existe entre algunos medios de comunicación católicos, Viganó indica que “el conflicto es normal en el mundo del periodismo. Es justo que un profesional hable de las diferentes visiones de la Iglesia. Pero no es profesional y menos para un católico intentar crear guerras internas en el seno de la Iglesia. Esto no responde ni a la hermenéutica espiritual ni a la profesionalidad periodística. Creo que algunos buscan obtener éxito personal a través del conflicto”. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·