Jueves 19/07/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Diputados alemanes no quieren escuchar a Benedicto XVI en el Parlamento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es la tercera vez que Benedicto XVI visita su país desde que fue elegido Papa, y en esta ocasión el viaje será más complicado que en las dos veces anteriores.

No solo por ser un maratón de discursos y actos públicos que, a sus 84 años de edad, pesan mucho, sino también por algunos encuentros del programa que presentan cierta complejidad.

El Papa llegará a Berlín este jueves, hacia las 10.30 de la mañana. Después de ser recibido en el Castillo de Bellevue y de encontrarse con el presidente federal, se trasladará a la sede de la Conferencia Episcopal Alemana, donde se reunirá con Angela Merkel.

Por la tarde visitará el Parlamento, donde afrontará su primera dificultad. Los diputados del partido socialdemócrata, los verdes y algunos políticos de izquierda no estarán presentes porque se oponen a que Benedicto XVI pronuncie un discurso en ese foro. Son aproximadamente cien de los 622 diputados que conforman la Cámara Baja. El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, ha aclarado que ha sido el Parlamento el que ha invitado al Papa, y que Benedicto XVI se dirigirá con gusto a las personas que quieran escucharlo con respeto. Los asientos que queden vacíos serán ocupados por diputados que han solicitado estar presentes.

Otro momento difícil que el Papa tendrá que afrontar es la reunión en privado con algunas víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes. Un encuentro que el Papa ya ha realizado en Australia, Estados Unidos y Reino Unido.

Durante el viaje Benedicto XVI se reunirá también con representantes judíos, musulmanes y ortodoxos, pero quizás la visita del Papa al monasterio donde vivió Lutero y la celebración ecumenica con los protestantes sea el acto más simbólico.

Además, está previsto que celebre encuentros con jóvenes, con seminaristas, con jueces de la Corte Constitucional Federal, y con católicos comprometidos con la Iglesia y la sociedad, y oficiará tres misas multitudinarias.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·