Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Continúan los cambios en la Curia Romana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Después del periodo de reflexión por parte del Papa Francisco que duró casi seis meses, continúan los cambios en la Curia Romana y el pasado sábado 21 de septiembre hubo varios nombramientos interesantes.

Por una parte, en uno de los dicasterios claves como lo es la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Papa confirmó a su prefecto el monseñor alemán Gerhard Ludwig Müller y a su secretario, monseñor Luis Francisco Ladaria Ferrer. Esta decisión demuestra la falsedad de algunas voces que aseguraban que "la línea teológica de Francisco no era la de Benedicto XVI" y que incluso aseguraban que colocaría a una figura "más progresista".

Acerca este hecho, el sustituto de la Secretaría de Estado, monseñor Angelo Becciu resaltó en una entrevista a Il Corriere della Sera que el Papa Francisco "nunca ha adoptado la teología de la liberación entendida en el sentido ideológico" sino que alza la voz en contra "las injusticias del capitalismo salvaje" y añadió que "la verdadera teología de la liberación es aquella que también la Iglesia ha adoptado y aprobado que es la teología en la que se coloca a Dios en el primer lugar y que busca defender a los pobres como expresión de solidaridad y del compromiso de los católicos".

Por otro lado, el obispo de Roma tomó decisiones importantes decisiones en el dicasterio encargado del presbiterio del mundo. Primero, el cambio del prefecto de la Congregación para el Clero que era el cardenal Mauro Piacenza y al que nombró Penitenciario Mayor. El nuevo prefecto será monseñor Beniamino Stella, hasta ahora Presidente de la Pontificia Academia Eclesiástica –donde se forman los diplomáticos vaticanos-; además el Papa confirmó al secretario, monseñor Celso Morga Iruzubieta y nombró secretario para los Seminarios al monseñor mexicano Jorge Carlos Patrón Wong, hasta ahora obispo de Papantla y lo elevó al mismo tiempo, a la dignidad de Arzobispo.

En los pasillos vaticanos se rumoran distintas motivaciones de estos dos nombramientos, por un lado acerca el cambio del Prefecto, algunas fuentes consideran que la línea de Piacenza "era dura y no en la línea de la misericordia y acogida del actual Pontificado", cuestión que desconozco de cerca por lo que me abstengo de una opinión personal. Lo que sí es obvio es que Bergoglio –argentino- eligió al encargado de los seminarios a nivel mundial a un mexicano, que probablemente haya conocido en el CELAM o que sepa por fuentes cercanas que tiene el perfil que busca para formar a sus futuros sacerdotes.

De este modo, con el análisis de estos dos dicasterios vaticanos, continuamos observando un poco más de cerca la reforma de la Curia Romana que Francisco está impulsando y esperamos los próximos. Una cuestión que Becciu resaltó también en la entrevista que les he citado al inicio de este artículo es la clara opción del Papa para elegir diplomáticos vaticanos y el aumento de mayor representatividad de la Iglesia universal.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·