Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La Caridad de Madre Teresa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 5 de septiembre se cumplen 15 años de la muerte de Madre Teresa de Calcuta. Una mujer que enseñó al mundo occidental que un paso más allá de la solidaridad está la Caridad.

Podría parecer que el trabajo de Madre Teresa sólo era llamativo por ocuparse de los desahuciados de los barrios olvidados de la ciudad de Calcuta. Podría parecer heroico por haber pasado más de 45 años entre leprosos, moribundos y enfermos terminales sin recursos y sin esperanzas de curarse. Quizás se la recuerde por el Premio Nobel de la Paz que le otorgaron. "La paz comienza con una sonrisa" solía repetir Madre Teresa, pero lo realmente llamativo de esta pequeña monja albanesa fue no sólo lo que construyó durante su vida, sino sobre todo la manera en la que lo llevó a cabo.

Sumida en la más profunda oscuridad espiritual, Madre Teresa trabajó sin descanso por sacar adelante una nueva orden religiosa y un trabajo extremadamente difícil y delicado. Sin el menor consuelo espiritual y sin sentir la presencia de Dios Madre –como la llamaban- dio al mundo contemporáneo una visión distinta de la solidaridad. Una sacudida para la sociedad con epicentro en Calcuta. "Nuestros pobres –decía Madre Teresa- son gente maravillosa, muy simpática. No necesitan nuestra lástima ni nuestra compasión. Sólo necesitan nuestro amor comprensivo y nuestro respeto. Tenemos que decir al pobre que es alguien para nosotros, que él también ha sido creado por la misma mano amorosa de Dios para amar y ser amado". Porque en pro de la solidaridad se tapan agujeros y heridas, pero con la Caridad, se ama y se es amado, también entre los más pobres entre los pobres.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·