Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Benedicto XVI pide a los jóvenes que sean optimistas ante la crisis

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Papa ha dedicado a los jóvenes su mensaje para el Día Mundial de la Paz que se celebrará el 1 de enero del 2012. Lleva por titulo "Educar a los jóvenes a la justicia y la paz" y apuesta por las nuevas generaciones como solución para afrontar la crisis actual.

En el mensaje el Papa invita a los jóvenes a no dejarse llevar por el pesimismo y a mirar el 2012 con esperanza. Benedicto XVI cree que los jóvenes pueden ser un ejemplo para el mundo. El 2011 ha sido un año en el que ha crecido la frustración por la crisis de la economía y del trabajo, por eso el Papa está convencido que el entusiasmo y la energía de los jóvenes pueden ser un rebulsivo para la situación actual.

El Papa hace un llamamiento a todas las instituciones, organismos, escuelas, medios de comunicación, entre otros, a cuidar de las generaciones futuras y que les trasmitan el valor positivo de la vida y les animen a emplearla al servicio del bien.

Benedicto XVI apuesta por las próximas generaciones y para ello defiende el papel de la familia en la sociedad. Denuncia que esta amenazada a menudo por "condiciones de trabajo poco compatibles con la familia, ritmos de vida frenéticos, migraciones en busca de un futuro mejor", circunstancias que dificultan la educación de los hijos.

El Papa pide a los gobiernos que garanticen la educación de los más jóvenes y que las familias puedan escoger libremente las escuelas que creen mejores para la educación de sus hijos. Además les pide que favorezcan la reunificación de las familias que se han dividido a causa de las migraciones y pide a los políticos que sean un ejemplo de servicio e integridad para los jóvenes.

Benedicto XVI dice en su mensaje que la paz se logra "educando a la compasión, la solidaridad, la colaboración y la amistad, a mantener una actitud activa en la sociedad y a ser críticos para valorar los problemas nacionales e internacionales"

El Papa ha manifestado su preocupación por el futuro de los jóvenes en distintas ocasiones. Además de este mensaje, esta misma semana lo ha hecho otras dos veces: durante la Misa con los jóvenes universitarios de Roma y durante la presentación de las credenciales de once nuevos embajadores ante la Santa Sede.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·