Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Conferencia Episcopal

Agrupa las distintas posturas de los prelados

Los obispos que reformarán la Conferencia Episcopal: una comisión de consenso

El portavoz José María Gil Tamayo: “Queremos una Iglesia más cercana a la gente”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El secretario general de la Conferencia Episcopal, José María Gil Tamayo, ha informado a los medios de comunicación que en la última Asamblea Plenaria se creó una comisión de obispos para revisar y reformar la CEE. Estos prelados serán los responsables de examinar cómo está funcionando este órgano de la Iglesia española, si está llegando a la sociedad, si está sirviendo a las diócesis, y si las estructuras y los métodos son eficaces o no. 

José María Gil Tamayo en rueda de prensa. José María Gil Tamayo en rueda de prensa.

Los cinco obispos que forman la comisión son los siguientes: el arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez Zamora; el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella; el obispo de Segorbe-Castellón, Casimiro López Llorente; el de Guadix, Ginés García Beltrán y el prelado de Salamanca, Carlos López. Como coordinador del grupo estará José María Gil Tamayo.

“Queremos saber qué piensa la gente de nosotros para dar respuestas adecuadas. Buscamos un feed-back con la sociedad, una relación de ida y vuelta”, aseguró ayer Gil Tamayo en la rueda de prensa.

La hoja de ruta para examinar si están cumpliendo con la función evangelizadora y con el Plan Pastoral vigente titulado “Iglesia en misión, al servicio de nuestro pueblo”, es la encíclica del Papa Francisco Evangelii gaudium.

Estos son los dos documentos guía en los que trabajará esta comisión de obispos creada para revisar el funcionamiento de la Conferencia Episcopal.  

Comisión conciliadora

Según informan a Religión Confidencial algunas fuentes cercanas a estos obispos, la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal ha constituido una comisión conciliadora con el objetivo de agrupar las diferentes líneas de actuación  de los obispos españoles.

Porque a pesar del clima de fraternidad que se respira en la CEE, según calificó el obispo de Guadix Ginés Ramos, durante la presentación del libro “Cincuenta años de la Conferencia Episcopal”, es cierto que entre los obispos españoles, como en cualquier otra organización humana, existen distintas opiniones sobre las reformas que tiene que emprender la conferencia episcopal. 

Así por ejemplo, Casimiro López es un canonista que fue impulsado al episcopado por Rouco Varela, mientras que el obispo Omella tiene un estilo diferente al del antiguo arzobispo de Madrid, y es más cercano al actual prelado madrileño, Carlos Osoro. 

Casimiro López cumple diez años en su diócesis, es canonista y ha sido profesor en Alemania. Según fuentes cercanas al obispado de Segorbe-Castellón, López Llorente comentó hace algunos días a un grupo de amigos durante un encuentro informal que en una de las últimas asambleas plenarias de la CEE había intervenido para dar su opinión sobre las reformas de la CEE, y les dijo: “A ver si por hablar, me va a tocar a mi ser parte de esta comisión”. Pues bien, ha sido uno de los elegidos por los obispos españoles.

Otras fuentes califican esta comisión como “más política que jurídica” y probablemente, para la reforma de estatutos que necesita mayoría cualificada, no se consigan los votos necesarios.

Oficina de Transparencia

La Comisión permanente de la Conferencia Episcopal también se ha aprobado la creación de la Oficina de Transparencia y rendición de cuentas para Entidades Canónicas y de las implicaciones del acuerdo firmado hace unas semanas con Transparencia Internacional España. Se ha nombrado como directora a Dª Ester Martín.

“Creemos que estamos en la línea de lo que se espera de la Iglesia en la sociedad de la información. Hemos pasado del tablón de anuncios de la parroquia a presentar nuestras cuentas a través de una auditoria internacional que avale esos procesos”, ha asegurado Gil Tamayo.

Por último, sobre las próximas elecciones generales, y a preguntas de los periodistas, Gil Tamayo ha vuelto a insistir que “la Iglesia no entra en campaña electoral” y que lo único que pueden pedir es “un gobierno estable que solucione los problemas de la gente y que respete la libertades y la constitución”. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·