Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Conferencia Episcopal

Nuevo secretario general de la CEE

Primera aparición ante los medios de Gil Tamayo como secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española

Conferencia Episcopal

“El secreto de la comunicación esta en mostrarse como uno es, sin trampa ni cartón, creo en la transparencia"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Esta mañana ha tenido lugar la primera cita del nuevo secretario general de la Conferencia Episcopal con los medios de comunicación. Apenas ha durado media hora y la hora inicial de la vista, fijada a las 12:00 del mediodía, ha tenido que ser adelantada a las 11:30 para que el nuevo portavoz de la Iglesia de España pudiese incorporarse con su nuevo cargo a la sesión de la Asamblea Plenaria. 


Estas han sido sus primeras palabras como secretario general: “Buenos días compañeros y compañeras. Estos dos días, he estado durmiendo poco. Todavía no termino de creérmelo. Antes de ayer estaba dando catequesis en mi parroquia de Badajoz y uno de los chicos de mi grupo me escribió un Whatsapp preguntándome ‘¿Qué es eso que te han hecho? ¿secretario del  papa? Yo le expliqué lo que significaba en realidad este nombramiento”.

Gil Tamayo ha continuado con su presentación: “Estoy a vuestro servicio. Agradezco vuestra confianza. Hacéis una labor estupenda para que llegue a la sociedad lo que la Iglesia hace (…) Mi tarea es de mediación. Los ciudadanos tienen derecho a informarse sobre lo que pasa en la Iglesia. Estoy para trasmitir lo que es la Iglesia en nuestra sociedad, especialmente con los más desfavorecidos. Al mismo tiempo para iluminar a la sociedad, iluminar las realidades con la que se encuentra hombres y mujeres en nuestra sociedad. Siendo fiel a lo que dicen los obispos. Creo en la comunicación y creo que por eso se han fijado en mi los obispos para este papel”.

Por otra parte, ha agradecido “la acogida de esta Institución, en especial del Cardenal Rouco Varela, la cercanía de la Santa Sede, donde he aprendido mucho, y  de las autoridades de España".

Ya en el turno de preguntas, ha hecho las siguientes declaraciones: “Me defino como un cura que le encargaron que hiciera periodismo y que hago esa doble vida, a veces difícil, pero he intentado llevar esa tarea de manera apasionada, como cura y como periodista”.

“El secreto de la comunicación está en mostrarse como uno es, sin trampa ni cartón, creo en la trasparencia. He sido testigo en primera línea del aire fresco que trae el papa francisco y creo que para la sociedad española es muy importante ese renovado espíritu evangelizador. Creo que el papa Francisco mira con mucha atención a España. Por primera vez tenemos a un papa que tiene las claves culturales de España lo cual va a favorecer esta sintonía”.

Sobre las nuevas estrategias de comunicación a tomar ha dicho “Solo llevo dos días. No tengo diseñado un plan. Para hacerlo tengo que conocer la realidad. Pero tenemos un objetivo, trasmitir el Evangelio. No podemos estar jadeantes yendo detrás de donde nos mandan la pelota para opinar sobre cuestiones de opinión pública. Tenemos que ganar el servicio y ganar en cancha, usando un símil del tenis. Tenemos que adelantarnos y responder al derecho de la gente a estar bien informados. No podemos ser profetas de calamidades, sobre todo cuando hay gente sufriendo en la que debemos poner el bálsamo de la Buena Noticia. Y eso es lo que está haciendo el papa francisco. En la comunicación, que no es dogma de fe, debemos y podemos mejorar"

En las últimas preguntas, ha confirmado que también asume, como le corresponde, las tareas de portavoz: “Si, voy a ejercer como comunicador. Tengo el servicio que los estatutos señalan como tarea del secretario de la CEE. No somos protagonistas de nada. Nuestra tarea es servir a las diócesis en comunión”.

Por último, ha señalado: “No vengo con ideas prefijadas. Conozco la comunicación religiosa en España y creo que tiene un puesto de igual significación que el resto de la información especializada. El tiempo irá  diciendo. Tengo el deber de la eficacia, eso si. Estamos llamados a ser eficaces. Preocuparnos de cómo está llegando la información de la Iglesia a la gente. Dejar las páginas de sucesos y ocupar nuestro sitio en la sección de sociedad. No vamos a ser gente de sacristía, vamos a dar respeto absoluto a la gente, pero exigiendo que se refleje en los medios tal y como es y no bajo ningún color”.

Tras estas palabras, el nuevo secretario de la CEE se despidió de la sala para incorporarse ya en su nuevo cargo a la sesión de la Asamblea Plenaria de los obispos que hasta el jueves tiene lugar en la se de la Conferencia Episcopal en España. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·