Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Conferencia Episcopal

Se esperan sorpresas en Jaén y Ciudad Real

Los cambios en Palencia y Mondoñedo pueden desbloquear los nombramientos de otros obispados

Al Nuncio se le está complicando la provisión para relevantes diócesis pendientes. Paralizado el cambio en el Ordinariato Castrense

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Al Nuncio Apostólico de Su Santidad en España se le está complicando la provisión de obispos para relevantes diócesis en España. Uno de ellos el arzobispado Castrense. La situación está creando malestar en diversos ámbitos de la Iglesia porque hay importantes nombramientos pendientes.

Monseñor Juan del Río, arzobispo castrense. Monseñor Juan del Río, arzobispo castrense.

El caso inminente de la provisión de diócesis como Palencia y Mondoñedo facilitará una salida para Jaén y Ciudad Real, diócesis en las que, según las fuentes consultadas por Religión Confidencial, puede haber sorpresas procedentes de obispos auxiliares varios. Logroño está en manos de su anterior obispo, monseñor Omella, y ahora se añade Mallorca, para la que se da como claro candidato al obispo de Menorca, monseñor Vicente Juan Segura.

Esas fuentes apuntan a que la ausencia de liderazgo claro en el interior de la Conferencia Episcopal y la diversidad de enfoques a la hora de informar sobre posibles nombramientos, está complicando un proceso que de por sí es lento y garantista. Diversidad, en algunos casos complementaria, que debe pasar por el filtro de la Congregación para los obispos, cuyo ponente español es, con frecuencia, el arzobispo de Barcelona, Monseñor Juan José Omella.

Otras fuentes destacan el hecho de que el arzobispo de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Carlos Osoro, no haga nada especial por pisar la madrileña calle Pío XII, sede de la Nunciatura, y haya dejado en un segundo plano esta vía. Entre otras razones, porque su larga mano prefiere influir directamente en Roma a través de otros medios y personas, y para dejar al Presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Ricardo Blázquez, esta vía expedita.

En el diseño que destacados prelados españoles habían propuesto para una Iglesia post-Rouco se contaba con la salida inmediata del arzobispo de Granada, monseñor Javier Martínez, a un puesto en Roma. Dato que facilitaría el nombramiento del actual arzobispo castrense, monseñor Juan del Río, como titular de esa archidiócesis.

Sin embargo, la paralización momentánea de ese cambio y la dificultad en la sustitución de la posible vacante en el arzobispado castrense, cuyo nombramiento sigue un procedimiento no común, están complicando el proceso. El primer intento de propuesta de nombre del Nuncio ha sido frenado por la Casa Real, que no ha aceptado lo que llevaba en la carpeta el Nuncio. 



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·