Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Los religiosos capuchinos unifican sus cuatro provincias españolas en una sola para “unir fuerzas ante los nuevos retos”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los religiosos franciscanos menores capuchinos han unificado sus cuatro provincias españolas (Andalucía, Castilla, Navarra-Cantabria-Aragón y Valencia) en una sola que tendrá su sede central en Madrid. El objetivo de los religiosos es “unir fuerzas ante los nuevos retos que presenta la sociedad actual como la escasez de vocaciones”.

Según fuentes de la orden religiosa, otros retos que afronta en España son la elevada edad media de sus miembros, su dispersión y renovar su carisma.

La nueva provincia ha sido erigida esta semana en un acto que ha tenido lugar en Madrid, con la presencia del ministro general de la orden, el suizo Mauro Jöhri (en la imagen). Según la agencia ‘Avan’, el nuevo equipo de gobierno de la provincia española está formado por Benjamín Echeverría como ministro provincial; Francisco Luzón, como vicario provincial y consejero primero por Andalucía; y como consejeros, los religiosos Domingo Añó, por la provincia de Valencia; José María Lana, por la provincia de Navarra-Cantabria-Aragón, y Carlos Coca, por la provincia de Castilla.

El nuevo ministro provincial ha tomado posesión de su cargo en una misa celebrada en la iglesia de Jesús de Medinaceli (Madrid).

Algunas de las provincias ahora unificadas tenían siglos de historia. La de Valencia, por ejemplo, fue constituida en 1605. En la actualidad, la orden capuchina cuenta con 10.412 miembros repartidos por 106 países, de los que 400 viven en España.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·