Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Perseguido y tras una vida en la clandestinidad, se ordena sacerdote en España Tomas Zhang, joven diácono de la Iglesia Fiel de China

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La víspera de la Natividad de la Virgen vendrá cargada de eventos importantes, además de la Jornada de Oración por Siria. Tomas Zhang (nombre ficticio) se ordena sacerdote después de acabar sus estudios en el seminario clandestino de China y en Pamplona. A su vez, el Papa Francisco ha convocado una jornada de oración y ayuno por la paz en el mundo y especialmente en Siria.

Junto a Hang, otros miles de misioneros en el mundo se unirán a la oración por la paz, una paz que ha tenido un significado muy especial en la vida de este futuro sacerdote de la Iglesia. En este caso, Santa María, Reina de la paz preside la ordenación de este diácono y la oración de los misioneros y de todos los fieles por la paz en el mundo.

Tomas Zhang cumple por fin su deseo y su llamada al sacerdocio este sábado. Su formación no ha sido fácil. Tras su ordenación diaconal, relató su infancia y sus primeros años en el seminario en un encuentro que mantuvo en Obras Misioneras Pontificias.

Desde niño tuvo que esconderse para rezar. Su madre le llevaba a escondidas a una capilla oculta en casa de un fiel y allí rezaban el rosario. Sus primeros recuerdos le llevan a los madrugones de las 4:20 de la mañana, para poder celebrar su fe con más seguridad. La vida en el seminario clandestino no era mucho mejor. Se pasaban meses en una pequeña casa de la que apenas podían salir. Y a pesar de las dificultades Tomas afirma que "es siempre una alegría dar testimonio de mi vocación y de mi fe".

Su salida hacia España fue igual de sorprendente y de difícil que todo el resto de su formación. Un día, el formador del seminario le comunicó que tenía que aprender castellano porque terminaría sus estudios en España. No hubo más opción así que Tomas cerró los ojos y se dejó guiar. "Gracias a Dios todo ha salido bien pero había muchas posibilidades de no salir, de no conseguir el pasaporte" explica Tomas Zhang. Como la Sagrada Familia, dice él, tuvo que huir de su hogar, pero su camino es, según sus palabras estudiar y luego "volveré a mi tierra a servir allí".

D. Anastasio Gil, director de Obras Misionales Pontificias en España ha destacado la coincidencia de la ordenación de Tomas Zhang en Javier con esta jornada de oración que unirá a los misioneros repartidos por el mundo y comprometidos en su persona con la paz. "Sus años de formación en Pamplona le han capacitado para retornar a su tierra para anunciar la paz y el amor entre los hermanos", ha explicado en un comunicado. Anastasio Gil agradece a Dios en nombre de todos la vocación de Tomas y de tantas otras "que Dios suscita en el mundo para ser sembradores de paz".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·