Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Recibe el galardón “Toda una Vida” de la Academia de Televisión

Paloma Gómez Borrero: “A 13TV le marca ser dependiente de la Conferencia Episcopal”

Fue la primera mujer corresponsal de la historia de TVE, enviada especial al Vaticano durante doce años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La periodista Paloma Gómez Borrero recibe este año el premio “Toda Una Vida” de la Academia de Televisión. Fue la primera mujer corresponsal de la historia de TVE (enviada especial al Vaticano durante 12 años) y es una referencia informativa sobre la actualidad de la Santa Sede desde los años 70.

Paloma Gómez-Borrero. Paloma Gómez-Borrero. Álvaro García Fuentes (@alvarogafu)

En una entrevista publicada en El Confidencial Digital, la periodista habla sobre la Iglesia, los tres últimos papas y el Vaticano.  

El premio que recibe no es el primer reconocimiento a su trayectoria. En 2010, la Conferencia Episcopal Española le dio el `Bravo Especial´ y la puso como modelo de informadora. “Parece que yo no he informado más que del Papa en toda mi vida, y no es verdad. Pero la información vaticana te marca mucho. Si el premio es por toda una vida, ahí entra Papa y entra todo” afirma.

Para ella, la corresponsalía del Vaticano “es de muchísima responsabilidad. Hay que pensar que el Papa influye en 1.100 millones de personas de los cinco continentes. En España, vayan o no vayan a misa, se declaran católicos cerca del 87% de los ciudadanos, y la información que les das tiene mucha relevancia. Prueba de ello es que, desde el punto de vista informativo, tiene más fuerza el Vaticano que toda Italia”.

Es católica, va a Misa, y para ella, estar cerca del Vaticano, “sin sobredimensionar los problemas y aprendiendo de la gente buena, es positiva: te refuerza la fe. No hay ningún gobierno en el mundo que dure 3.000 años. Algo debe de tener”.

En 1983 fue destituida como corresponsal de TVE por el gobierno socialista. “No guardo rencor. Tengo un gran cariño y una gran admiración por Felipe González, que cuando me veía aparecer decía con gracia: “¡Ahí llega el Espíritu Santo!”. José María Calviño, no sé por qué, porque realmente no me conocía, siempre me ha tenido muchísima prevención y antipatía; pero no tanto a mí, sino a lo que él creía que yo representaba. Mi cese en Roma creo que fue, en parte, para fastidiar al Vaticano”.

La comunicación de la Iglesia

“¿Cómo se comunica la Iglesia a un país tan diverso sin parecer más papista que el Papa?”, le pregunta el periodista Álvaro Sánchez León. “Escuchando lo que está pasando y contándolo sin añadidos”, responde Paloma Gómez Borrero.  

En el reverso y sobre como la Iglesia católica comunica su mensaje, la periodista opina que la Iglesia “está empezando a saber comunicar. En los seminarios se enseña ahora a transmitir la fe y muchos sacerdotes están haciendo cursos especializados. Lo que he propuesto siempre, pero no me hacen caso, es que el cura se grabe la homilía de sus misas, y después se la oiga, para que se dé cuenta del rollo que nos sueltan algunos”.  

En esta línea, y respecto a 13TV comenta que “va haciéndose su campo poquito a poco. Es una televisión pluralista, pero en estos momentos en los que no está de moda la Iglesia, ser una televisión en parte dependiente de la Conferencia Episcopal, le marca. Hay mucha gente en España que antes se daba golpes de pecho y hoy, si pueden, cruzan de acera para que no les vean pasar cerca de una iglesia”.

Su visión de los tres papas

Respecto a los tres últimos papas, afirma que san Juan Pablo II le enseñó “cómo debe ser un político de Dios, centrado en defender al hombre, la paz, la justicia, pero sin ser político, sino llamando a las conciencias”. A Benedicto XVI le considera “un intelectual, un profesor universitario y un teólogo como hacía años que no existía ninguno de su calidad y su fuerza” y al huracán Francisco le ve “muy argentino, muy cálido, muy cercano a la gente. Quiere hacer grandes reformas, aunque de momento no las ha hecho. Comunica muy bien, también porque los argentinos, en general, tienen ese don. Le veo como un gran párroco del mundo”.

Respecto a que se hable con prejuicios sobre la Iglesia católica, le molesta que se digan cosas que “no son ciertas con el único ánimo de atacar. Hay curas que a mí tampoco me merecen ninguna consideración, porque nos hacen daños a todos, pero son muchísimos menos de los que están dando constantemente un ejemplo de servicio y caridad a todo el mundo, y no sólo en las misiones. Lo que hace Cáritas no lo hace nadie. ¿Qué hay pedófilos con sotana? ¡Por supuesto! Pero parafraseando al Papa Francisco: todos los días vuelan miles de aviones por los cielos del mundo, y sólo es noticia cuando uno de ellos cae. Hay miles de sacerdotes anónimos que son siempre una puerta abierta a cualquier persona que les necesite para lo que necesiten”.

Dúo mujer-Iglesia

Paloma García Ovejero, nombrada recientemente por Francisco como vice portavoz del Vaticano, sustituyó a Paloma Gómez Borrero en la Cope para la información del Vaticano. “El Papa quiere dar más peso a la mujer. Es muy trabajadora, creo que es Neocatecumenal, muy fiel a la Iglesia y escribe muy bien. De cara a la galería, poner a una vice mujer de lengua española, como la del Papa, es una decisión muy válida”.

La periodista considera que las mujeres “tenemos cada vez más relevancia en la Iglesia, sin que por eso tengamos que ser sacerdotes. Nuestro papel puede ser igual de importante en muchos campos. ¡Yo no querría ser cura!”.

En esta línea y sobre la igualdad de la mujer, agradece las “grandes conquistas conseguidas” aunque en su opinión, “todavía tenemos que hacer que los sueldos sean iguales, y que en muchos campos nos miren igual que a los hombres. Por otra parte, también pienso que hay muchas mujeres que nos hacen daño. No debemos perder la feminidad”. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·