Jueves 18/01/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Profundamente cristiana, pero no es miembro de ninguna Institución

Natalia Peiro, secretaria general de Cáritas: “Es un honor que los obispos hayan reconocido mi trabajo”

La primera mujer al frente de la ONG de la Iglesia afirma que el setenta por ciento de los voluntarios son féminas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Natalia Peiro habla con Religión Confidencial momentos antes de que el obispo responsable de Cáritas, monseñor Jesús Fernández, celebre la Eucaristía de Navidad para todas las personas que trabajan en la ONG de la Iglesia Católica. Es la primera mujer al frente de la secretaria general, cargo que han ratificado los obispos españoles.

Natalia Peiro. Natalia Peiro.

Madre de cuatro hijos con edades comprendidas entre nueve, seis y las gemelas de tres años, Natalia Peiro lleva 15 años desempeñando distintos cargos de responsabilidad en Cáritas. Para ella “es un reconocimiento a su trabajo” que el Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal haya ratificado su nombramiento.

“Los obispos han querido nombrar a una persona que lleva muchos años en la casa para dar continuidad a los proyectos. Es un nombramiento natural. Pero como dice el Papa Francisco, la Iglesia no se entiende sin las mujeres”, afirma Natalia Peiro a Religión Confidencial.

Y Cáritas es un ejemplo de ello, ya que el 70% de los voluntarios son mujeres, con una gran capacidad de “responsabilidad, esfuerzo y dedicación”, subraya. Natalia Peiro cuenta también con varias mujeres en su equipo.

De profundas convicciones cristianas, no pertenece a ninguna institución ni movimiento de la Iglesia.  

La misión de Cáritas

Sus grandes preocupaciones y objetivos son, en primer lugar, seguir trabajando para que no se invisibilicen a las personas más vulnerables, en exclusión social o que viven en grave riesgo de pobreza. “Cáritas tiene una misión importante para hacer una sociedad más acogedora. Este es un gran reto”.  

Por otra parte, subraya que, desde Cáritas, deben seguir trabajando para atender mejor y con más creatividad a las personas con escasos recursos. En estos momentos, las personas que acompañamos permanecen unos seis años recibiendo ayuda de Cáritas. Uno de nuestros objetivos es que salgan antes de la situación de pobreza”.

Ni de izquierdas ni de derechas

Preguntada por la opinión que tienen no pocos españoles sobre Cáritas, quienes consideran que es una sucursal de los partidos de la izquierda, Natalia Peiro responde: “Cáritas es la acción social de la Iglesia. No hacemos política, solo prestamos servicio y ayudamos a las personas que más sufren”.

En esta línea, insiste en que “el programa de Cáritas se debe al Evangelio y a los pobres, y no a la política. No tenemos proyecto político y hemos cuestionado tanto a unos partidos como a otros cuando sus acciones no están encaminadas a ayudar a los más desfavorecidos”.

Y para que no quede duda de que Cáritas es Iglesia, declara: “En mis quince años de trabajo, me he encontrado con Jesús en todas las personas, sobre todo en los pobres”.

Inmigrantes

Natalia Peiro ha trabajado muchos años en cooperación internacional, viajando por muchos países y ha visto en primera persona la crudeza de los refugiados. “Todas las personas tienen derecho a intentar una vida mejor, y ese derecho no se lo podemos negar a nadie. Debemos ser responsables ante esta situación y ponernos en el lugar de los migrantes”, sostiene.  

Sin embargo, muchos países occidentales muestran recelo y rechazo a la hora de acoger a inmigrantes. “No podemos dejarnos llevar por los estereotipos -afirma Peiro-. En Cáritas estamos dispuestos a compartir el viaje de estas personas y acogerlas. Los cristianos no podemos darles la espalda”.




·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·