Domingo 24/06/2018. Actualizado 01:54h

·Publicidad·

Católicos

Es agnóstica y proviene de una familia de masones y republicanos

La escritora María Elvira Roca insiste en desmontar la leyenda negra del catolicismo: “Lutero mintió sobre las indulgencias”

En declaraciones a una televisión católica explica que la Iglesia no cobraba dinero para perdonar los pecados, como dijo el monje

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

María Elvira Roca Barea autora del best seller “Imperiofobia y leyenda negra” proviene de una familia de masones y republicanos. Pese a ello, en su libro demuestra que la Iglesia católica en España desempeñó una papel solidario y justo. Acaba de conceder una entrevista a la televisión E.U.K. Mamie para hablar de la reforma de Lutero.

María Elvira Roca. María Elvira Roca. ReligionConfidencial

La filóloga Mª Elvira Roca Barea  describe en su libro el marco histórico de ese Imperio alemán en el que Lutero comenzó su Reforma, que pudo tomar fuerza gracias a la importante ayuda de los reyes sajones. De todo ello habla en el programa "Entre profesionales", de la televisión católica de la Fundación E.U.K Mamie 

"A comienzos del siglo XVI en la Iglesia había mucha polémica, pero no podemos decir que el protestantismo nació como consecuencia de los problemas internos de la Iglesia, porque estos problemas han existido en todos los siglos", expone la escritora. 

En el programa, explica el factor desencadenante del luteralismo, que fue más político que religioso. "Carlos V era la cabeza de una gran imperio y los reyes sajones querian impedir un estado de unidad europea cristiana", señala. Esta fue la razón por la que la aristocracia alemana se sintió arrinconada con el poder del emperador joven. "Y encima también le cae todo el poder del Nuevo Mundo. Demasiado poder" señala. 

Lutero se cargó la unidad europea católica 

El joven emperador incordió a todas las casas alemanas al pretender una Europa católica unida y para ello, necesitaba un soporte religioso. "Nada podía hacer más daño a aquel proyecto de unidad europea que un conflicto religioso. Martín Lutero se cargó este proyecto de unidad europea católica, cumplió con su misión", explica la filóloga. 

En ese contexto aparece Martín Lutero que critica sobre todo las indulgencias. "Es falso el modo en que se ha explicado el asunto de la indulgencias. Lutero mintió cuando dijo que la gente compraba indulgencias para que se le perdonaran los pecados. Las indulgencias son una forma de penitencia y la gente daba limosna para hacer penitencia. En ese momento había una gran campaña de recogida de fondos porque se estaba construyendo la gran basílica en Roma. Lutero va contra estas indulgencias pero no va contra la limosnas que iban destinadas para construir los monasterios de Alemania, solo contra la basílica de Roma", relata la escritoria. 

El príncipe Federico de Sajonia descubre que esta idea de Lutero se puede convertir en una bomba y por eso le apoyan hasta que se convierte no solo en un problema para el imperio o la religión, sino que provoca el gran terremoto para las casas de Sajonia.

 "Esta revolución desembocó una guerra brutal en el territorio del sacro imperio sobre lo que no se habla casi nada. Si Lutero predica que no hay que obedecer a la jerarquía, pues a lo señores tampoco. La reforma de Lutero provocó una guerra de los campesinos que se llevó más de 150.000 vidas, una verdadera carnicería", manifiesta la escritora.



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·