Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Útil para digerir la encíclica Laudato Sí

Editan una guía de prácticas medioambientales para la conversión ecológica de las parroquias

Los autores proponen a los párrocos metas concretas de ahorro energético en la gestión de los templos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El catedrático de geografía de la Universidad de Alcalá, Emilio Chuvieco ha editado el manual titulado “Siguiendo la Laudato Sí: sugerencias para la conversación ecológica de las parroquias católicas”. El objetivo principal es ayudar a los párrocos a poner en práctica acciones concretas que ya expresa la encíclica escrita por el Papa Francisco.  

Presentación de la guía en la Basílica de la Concepción de Madrid. En el centro, Emilio Chuvieco. Presentación de la guía en la Basílica de la Concepción de Madrid. En el centro, Emilio Chuvieco.

“La Laudato Si trata muchas cuestiones que pueden no ser fáciles de digerir, por lo que una parte del trabajo hecho en esta guía va en la línea de concretar el mensaje de la encíclica, sobre todo para los católicos de a pie, ya que el mensaje se difunde a través de las parroquias”, explican a Religión Confidencial los autores del manual, Emilio Chuvieco y Mario Burgui.

El texto pretende sugerir ideas para concretar una toma de conciencia sobre los problemas ambientales, enmarcándolos en un redescubrimiento de la Teología de la Creación. El manual se edita en el marco de su actividad en la cátedra de ética ambiental Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno - Universidad de Alcalá

“Esta guía sobre buenas prácticas medioambientales puede ayudar a redescubrir el valor espiritual de la naturaleza, y orientar a los párrocos a buscar una mayor excelencia ambiental en la gestión del edificio o de sus actividades. Se comentan algunas medidas de eficiencia energética, que pueden facilitar el uso más ambiental de la energía, en la iluminación o la climatización de los templos”, explica Chuvieco.

El manual revisa otras medidas en la gestión del agua, de los consumibles, los materiales de construcción, los jardines o el tratamiento de los residuos. Asimismo, se anima a las comunidades parroquiales a proponerse metas concretas que ayuden al ahorro energético, al mayor uso de las energías renovables o de productos con certificación ecológica.

Católicos pasivos con el medio ambiente

“Se trata de una aportación a la tarea de conversión ecológica que nos proponía el papa Francisco en su encíclica Laudato Si”, recalca Chuvieco, catedrático de Geografía de la Universidad de Alcalá.

Durante la presentación de la guía en la Basílica de la Concepción de Madrid, el autor ha insistido que “todo el mundo parece estar a favor de la conservación ambiental, pero el compromiso práctico real no es alto. Hacen falta motivaciones fuertes para un cambio de conducta sobre los hábitos de consumo. En este sentido, la encíclica es un aldabonazo para todo el mundo y para los católicos una llamada a su conciencia, como doctrina social de la Iglesia, en el marco de la teología moral”.

El catedrático ha reiterado que “para muchos católicos los temas ambientales resultan ajenos, marginales. Pero deberían plantearse: ¿por qué el Papa escribe un texto sobre esto? Una encíclica es un texto clave del magisterio de la Iglesia. Algunos católicos se burlan sobre la preocupación sobre el medio ambiente, otros son pasivos y su acción se vuelve incoherente. Pero ser cuidadosos con el medio ambiente es también parte de una acción virtuosa católica”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·