Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Viaje apostólico a Georgia

Los Centros de Orientación Familiar recogen el mensaje del Papa: “Hay una guerra mundial para destruir el matrimonio”

Estos órganos de las diócesis se rigen por el respeto a la dignidad de cada persona sin juzgarla

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los Centros de Orientación de Familiar para ayudar a familias con dificultades han comenzado el nuevo curso en las diócesis españolas. Las últimas palabras del Papa sobre el matrimonio han fortalecido su misión. En su viaje apostólico a Georgia dijo que “el matrimonio es la cosa más bella que Dios ha creado, porque cuando un hombre y una mujer se hacen una sola carne son la imagen de Dios”.

Francisco con Elias II, patriarca de Georgia y cabeza de la Iglesia ortodoxa y apostólica georgiana. Francisco con Elias II, patriarca de Georgia y cabeza de la Iglesia ortodoxa y apostólica georgiana.

Sobre la ideología de género, el Santo Padre volvió a advertir que “hoy hay una guerra mundial para destruir el matrimonio”, no con las armas, sino con las ideas, “colonizaciones ideológicas que destruyen” e indicó que “de ellas hay que defenderse”.

Reforzados con este mensaje de Francisco, el objetivo de los Centros de Orientación Familiar es “acoger el sufrimiento de tantas personas destruidas por la ruptura matrimonial y familiar. Esta es la respuesta que ofrece la Iglesia para aliviar las dificultades y las carencias de estas nuevas pobrezas del hombre”, explican a Religión Confidencial responsables de los COF de Madrid.  

Rasgos de los COF

Uno de los aspectos que se abordaron en las jornadas de formación para los COF inauguradas en Madrid por el arzobispo Carlos Osoro fue trabajar en los rasgos que deben reunir estos centros. 

En primer lugar, los COF deben ser como la “posada del Buen Samaritano. La experiencia nos dice que la persona o familia que acude a nosotros es sanada cuando tiene un encuentro personal con el Señor. El COF, como nueva posada, debe propiciar la restauración de la dignidad perdida de tantas personas heridas por la experiencia del desamor, la soledad, la violencia doméstica, el trauma del aborto, del duelo etc.”, declaran a este Confidencial uno de estos expertos.

Otro rasgo que deben adoptar estos centros es ser cauce de la misericordia de Dios. “Los que aquí trabajamos estamos llamados a ofrecer el rostro humano de Dios al hermano que pide ayuda; el rostro materno de la Iglesia que acoge a aquellos que necesitan creer en la Promesa para recomponer su amor”, sostienen estos profesionales.

Respeto y sensibilidad

Y en tercer lugar los COF deben ser testigos de esperanza. “La experiencia de muchas personas que acuden a nuestros centros es que han dejado de creer en el amor o han perdido la esperanza de poder continuarlo. El anuncio de esperanza debe presidir el trabajo de todo orientador familiar cristiano”, explican los expertos.

Otros rasgos de los COF están basados en las seis miradas. La primera es el respeto: "La vida de cada persona es terreno sagrado, es decir, detrás de cada historia se encuentra la dignidad de esta persona, que lejos de ser juzgada, ha de ser acogida. Por ello debemos entrar en la vida de cada persona con respeto hacia lo que viven, con sensibilidad hacia lo que sienten y con la responsabilidad que compromete a quién entra en una casa ajena”, declaran los orientadores.

La segunda mirada se basa en la compasión y la tercera de confianza y de abandono en Dios. La cuarta se centra en ser consciente de que cada orientador es impactado por la realidad de cada persona. 

La quinta y sexta mirada se basa en que todo colaborador del COF ha de estar comprometido con su proceso de desarrollo personal. “No podemos sostener si no somos sostenidos. Debemos tener una mirada de futuro, de plenitud. Esto nos lleva a no ver en las personas simplemente lo que son en estos momentos, lo que están viviendo, sino lo que están llamados a ser y a vivir. Hablamos de una mirada evangelizadora”, señalan los expertos. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·