Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Ayuda a la Iglesia Necesitada pide oraciones y donaciones para Siria bajo el lema “No se acostumbren a la situación”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Asociación eclesial dependiente de la Santa Sede, Ayuda a la Iglesia Necesitada hace un llamamiento para todas las víctimas de afectados en los enfrentamientos de Siria. Bajo el lema, "No se acostumbren a la situación en Siria", un sacerdote ha querido transmitir a la asociación católica una llamada de atención a la comunidad internacional para que "no se haga inmune al dolor que sufre la población en el país".

Esta frase que resume el sentir general de la población Siria, ha sido extraída a un sacerdote que contaba cómo estaban viviendo la difícil coyuntura los habitantes de Damasco. Así lo cuenta a través de una conversación telefónica: "El sábado tuvimos de nuevo bombardeos, yo estaba en otro barrio de la ciudad, así que cuando se oyeron las primeras bombas decidí regresar a casa. Fue imposible encontrar un medio de transporte y tuve que cruzar la ciudad andando. Me sentía en un mundo "irreal". Muchas tiendas están cerradas pero algunas todavía abren, la gente necesita seguir ganando algo de dinero para sobrevivir. Durante el camino escuchaba una y otra vez una expresión que era como un clamor unánime: 'Oh, Señor'; una expresión muy árabe."

Asimismo la situación que se vive en Damasco no es ni mucho menos la peor de todas. En otra ciudad de la zona, en Alepo, según el mismo sacerdote, la situación pinta mucho peor ya que la mayor parte de la minoría cristiana se encuentra aquí. El miedo se hace palpable en estos rincones pero el padre resalta la gran labor realizada por los hermanos: "Es importantísima la labor que están haciendo mis hermanos sacerdotes y religiosos en esta ciudad, su presencia entre los que sufren da consuelo y alimento espiritual.

En una situación como la que estamos pasando se aprecia que la religión no es algo arcaico, obsoleto o privado, como nos quieren hacer pensar a veces, las personas aquí no pueden hacer nada para que las cosas tomen otro curso a nivel político, pero necesitan un apoyo espiritual que les devuelva la paz al corazón y hay que alimentar la fe y la esperanza, aunque el estallido de las bombas nos asuste".

Pero lo más importante dicen allí es "no perder la sonrisa". Los ciudadanos, pese a todo, mantienen el optimismo ante situaciones extremas y no pierden la fe, ""es difícil pensar o hablar de otra cosa, pero con ello la angustia y el dolor no hace sino crecer. Todos queremos que esto termine. A veces uno siente tanto cansancio..., pero no pierdo la fe. Tenemos un papel muy importante. En mi homilía del domingo intenté que los fieles que venían con un peso tan grande, salieran mas aliviados. Es importante recordar a la gente que no somos solo materia, el espíritu es más que todo eso."

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·