Viernes 02/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Los políticos españoles no saben lo que es la libertad religiosa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las reacciones del PSOE, IU, ERC o PNV, y de algún miembro del PP, a las palabras de Martínez Camino sobre los políticos católicos ante el aborto, ponen de manifiesto, además de su escaso respeto a la doctrina cristiana, una deficiente comprensión del derecho a la libertad religiosa. Han calificado las explicaciones de Camino de "amenazas de hace 60 años" (Eduardo Madina, PSOE), "una presión que no es oportuna y que no hace ningún bien" (Pere Macías, CIU), "intromisión impropia de las funciones de la Conferencia Episcopal" (Emilio Olabarría, PNV). Joan Tarda (ERC) ha llegado a insultar al portavoz: "Este hombre tiene un problema, no digo de salud, pero sí de cordura". Y, sin embargo, Martínez Camino no ha dicho nada nuevo. Ha hablado a los católicos, y les ha recordado su responsabilidad ante una ley que elimina el derecho a la vida de los no nacidos. Responsabilidad mayor en el caso de los políticos, cuyo voto contrario a la doctrina cristiana los sitúa en "pecado público". A la Iglesia le asiste la libertad de clarificar la doctrina cristiana a los católicos sobre cualquier cuestión, e incluso de proclamarlo públicamente por si convence a otros. Y, en un estado democrático, los partidos deben respetar esa libertad de expresión.

Zenón de Elea