Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

La generosidad produce frutos inesperados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

14 hijos. Una barbaridad para unos, una locura para otros y en algunos casos una clara acusación de irresponsabilidad. Pero los que ofrecen e invierten lo que tienen al final recogen más de lo que sembraron. Mendoza es marido, padre de familia y antiguo misionero. En el año 1988 pone en marcha un proyecto emprendedor: la Fundación Universitaria San Antonio. Ese fue el primer paso para formar lo que luego sería la Universidad Católica San Antonio en Murcia.El crecimiento de esta Universidad fue muy marcado. Pasó de tener 60 alumnos en sus inicios hasta alcanzar los 10.300 en 2013. Esto también tiene su repercusión en el empleo puesto que allí trabajan 1400 personas.Y no se queda aquí el proyecto sino que también se ha intensificado la formación deportiva, que es parte de la formación integral de la persona. La UCAM (Universidad Católica de Murcia) tiene 16 equipos federados. Entre ellos dos destacan de manera especial: el UCAM Murcia Club de Fútbol y el Voley Murcia. También tienen acuerdos de patrocinio con el Club de Baloncesto de Murcia y con medallistas olímpicos de la altura de David Cal y Mireia Belmonte.Un proyecto complicado de llevar a cabo pero fruto de la generosidad de tiempo y esfuerzos de un hombre y de su familia. Con el objetivo de buscar una formación católica y en profundidad de las personas nace una idea que va dando frutos. El prestigio de esta Universidad crece a medida que pasa el tiempo y en estos momentos planean abrir otro campus en Alicante. La generosidad en la vida trae consigo frutos palpables, de los que se ven y otros tantos que no se aprecian.

Zenón de Elea

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·