Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

La distancia que hay entre el aborto libre y parir una ley progresista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado jueves se produjo un hito en España. Tiene mucho que ver con el aborto, y con los embarazos en adolescentes, con la crisis económica y con el crecimiento económico, con el futuro de las pensiones, con la conciliación de la vida familiar y laboral, en definitiva con el progreso de la sociedad española.

El jueves pasado las Cortes Valencianas aprobaron una ley que reconoce derechos a la vida en gestación desde su concepión.

Ello supone que las administraciones tendrán en cuenta al que va a nacer como un miembro más de la familia a la hora de concederle ayudas; apoyarán a través de una red de voluntarios a las embarazadas sin recursos durante el embarazo y en los primeros meses tras el nacimiento; se crean deducciones fiscales por maternidad desde el embarazo; facilidades para las adolescentes para que puedan seguir el curso escolar en casa; y se fomenta la adopción de los hijos cuyos padres biológicos no quieran o puedan criarlos, entre otras medidas.

Mientras el Gobierno se empeña en legalizar el aborto libre, en Valencia, hay un embarazo en camino. En nueve meses, la nueva ley, verá la luz.