Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Un alcalde del PSOE sin complejos y con sentido común

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alentados por el anuncio del Gobierno de prohibir la presencia de crucifijos en los edificios públicos, los concejales de Izquierda Unida de Baena (córdoba) pidieron al alcalde la retirada del crucifijo que preside el salón de plenos del consistorio. "Es un atentado contra el principio de aconfesionalidad del Estado", alegaban. El regidor socialista, sin complejos y mucho sentido común, se plantó ante lo que considera un acto de "revanchismo y sectarismo", porque, argumentó, la presencia de la cruz en el ayuntamiento ni es contraria a la Constitución, ni es una petición de los vecinos del pueblo, ni menos todavía resulta una discriminación para nadie.