Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

“Vivir intentando que el otro nos duela”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

José Luis Garayoa es uno de los misioneros españoles que se encuentran en África, en el centro del foco del ébola. Amigo muy cercano del Hermano Miguel García Viejo, estos días está verdaderamente sorprendido por la reacción de una parte de la sociedad española. Después de que, por un desgraciado accidente, la enfermera Teresa Romero se contagiara tras prestar voluntariamente sus mejores cuidados al religioso de San Juan de Dios, ha habido una dura recacción social en protesta por la decisión de traer a los dos misioneros a España para tratar de curarlos. 

En una entrevista en profundidad publicada en el diario ABC, escrita por la periodista Laura Danielle, el misionero reconocía que no terminaba de entender esos compportamientos, toda vez que es prescisamente la sangre de una de las misioneras que no fue repatriada la que está salvando a Teresa. Pero lejos de querer crear polémica, aseguraba que si repatriar a un misionero se va a convertir en tema de debate nacional, él prefiriría morir en Sierra Leona. 

Del interesante mensaje que deja en sus respuestas, destaca una frase que es clave en cómo los misioneros están viviendo este brote de ébola, enfermedad que para ellos solo es una más a sumar a la lista de males. Para él, que en Dios ha fiado su vida lo importante es "vivir intentando que el otro nos duela". Queda mucho por aprender, sobre todo, en materia de solidaridad.

Zenón de Elea

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·