Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

"¡Señor, tenemos que conquistar el mundo!"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Primero fue la petición a los sacerdotes de que salieran fuera. Después el olor a oveja de los pastores. Ahora el papa Francisco recuerda que hay que conquistar al que se ha apartado de la Iglesia, no para ganarle, sino porque este camino es el mejor. Por eso, en medio del relativismo más absoluto, el papa Francisco recordó que hay que ir "hasta los confines del mundo, no sólo en Jerusalén o en Galilea... El horizonte es grande y, como se puede ver, éste es el carácter de la misión de la Iglesia que va adelante con esta predicación: a todos, a todo el mundo. Pero no va adelante sola: va con Jesús... El Señor trabaja con los que predican el Evangelio".

De la predicación, el papa también ha apuntado diversas cuestiones: "La humildad, el servicio, la caridad, el amor fraternal... Pero ¡Señor tenemos que conquistar el mundo! Esa palabra "conquistar" - ha dicho- no está bien. Tenemos que predicar al mundo. El cristiano no puede ser como los soldados que cuando ganan la batalla arrasan todo...El cristiano anuncia el evangelio con su testimonio más que con las palabras y con una doble disposición: un ánimo grande que no se asusta de las cosas grandes, de caminar hacia horizontes inmensos y la humildad de tener en cuenta las pequeñas cosas".

Ahora queda que cada uno de nosotros sepa interpretar ese "!Señor, tenemos que conquistar el mundo".

Zenón de Elea

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·