Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Preocupantes palabras del ministro de Justicia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha declarado en un curso en El Escorial que "la libertad de conciencia no puede ser una excusa permanente para desobedecer la ley". Según Caamaño, "la libertad religiosa tiene que tener límites"; debe moverse "dentro de los límites de una sociedad democrática, y ajustarse a la lógica de esta sociedad".

Pero, ¿cuáles son esos límites? ¿Quién los va a fijar? Las palabras del ministro son preocupantes. ¿Acaso el Estado está por encima de los derechos humanos, o más bien debe reconocerlos y protegerlos?

Zenón de Elea