Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Cheques-bebés en pueblos despoblados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El envejecimiento de la población española y la gran caída de la natalidad preocupan cada vez más a la sociedad. El debate sobre el futuro de las pensiones ante estos fenómenos ocupa también a los políticos, y a todos los niveles – estatal, autonómico, provincial y municipal – están poniendo en marcha diversos incentivos económicos y fiscales a la natalidad.

Así ha sucedido en el municipio aragonés de Fayón, en el que su ayuntamiento acaba de decidir implantar el primer “cheque-bebé”, pues este pueblo de 354 habitantes no ha dejado de perder población en los últimos años. Una familia del pueblo “de toda la vida” recibirá 500 euros por tener un hijo.

El “cheque-bebé” está aprobado en una decena de municipios aragoneses, para poner freno a la despoblación. Montalbán también lo tiene, alegando que “llegará un momento en el que la escasa población impedirá atender servicios públicos adecuados y dignos, por lo que aumentaría la despoblación”.

En la Comarca de las Cuencas Mineras turolense se otorgan este tipo de ayudas a los municipios de la zona, especialmente en Utrillas. En Escucha lo tienen muy claro: “La natalidad es un beneficio para todos, y entre todos hemos de ayudar a las familias a costear los gastos que supone un niño en los primeros meses, y tener o adoptar un hijo  no puede depender únicamente de las convicciones o deseos personales”.

Otros municipios aragoneses como Mequinenza, Chiprana o Grisel también tienen ayudas, en el caso de este último con una cantidad de 1.000 euros a los padres de cada recién nacido.

Pese a la derogación estatal del “cheque-bebé” como tal, el Estado mantiene las ayudas de 100 euros mensuales para las madres trabajadoras con hijos menores de 3 años y ciertas deducciones para las familias monoparentales con dos hijos, las familias numerosas y las que tienen ascendientes o descendientes con discapacidad.

También hay iniciativas a nivel provincial, como la de la Diputación de Castellón. Como ha confirmado la diputada provincial Elena Vicente-Ruiz, “se concederán este año 600 euros a familias que residen en municipios con menos de 1.000 habitantes,  con rentas inferiores a 22.000 euros, para que ningún castellonenese tenga que abandonar el interior por falta de oportunidades”. De los 135 municipios de la provincia de Castellón, 111 han perdido población en los últimos años, los del interior de la provincia.

Por comunidades autónomas, hay ayudas o incentivos fiscales en prácticamente todas, destacando las de Castilla-León y Galicia, que sufren en mayor medida la despoblación y el envejecimiento.

Aunque aumentan las ayudas, parece que son todavía insuficientes para que se incremente la natalidad,  pero parece que es un cambio de tendencia generalizado.

Zenón de Elea. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·