Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Cardenales de lo más humano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los periodistas y fotógrafos se quedaron a cuadros y el asombro no debió ser menor en los transeúntes. El cardenal Philliphe Barbarin, arzobispo de Lyon, se acercó al Vaticano pedaleando tranquilamente en su bicicleta. Para mas inri, caía la lluvia sobre el empedrado de la Vía de la Conciliación que dirige a la Basílica de San Pedro. Ataviado con su clergyman, un sencillo chubasquero y una boina negra, el prelado francés despertó toda clase de comentarios.

Y más sonrisas, con sabor a fútbol, la que despertaron algunos cardenales cuando cayeron en la cuenta de que, encerrados ya en el cónclave, se perderían la cita del Barça con el Milán en la Liga de Campeones. Eso sí, todos saben que hará falta casi un milagro para que los blaugranas consigan superar la derrota de la ida.

Pese a lo extraño que parezca, por inhabitual, no deja de ofrecer una agradable nota de color en días de tanta tensión eclesial. Sin caer en lo vulgar, conviene que la jerarquía muestre de vez en cuando estos detalles de cercanía al resto de sus fieles. No en las cosas importantes, como redefinir la liturgia o 'adaptar' la doctrina. Pero en lo accesorio, este punto de sencillez habrá arrancado más de una sonrisa y un sentimiento de calidez en muchos católicos de a pie. Para los que piensan que le resta dignidad al cargo, no hay que ser más papistas que el Papa.

Zenón de Elea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·