Miércoles 23/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Cañizares no se calla: pide a los políticos que no se conviertan en tiranos de la ideología de género

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha pedido en su Carta Semanal, publicada en la revista diocesana “Paraula” del 8 de enero, que no se haga el juego a la “colonización ideológica” – como la calificó el Papa Francisco – que supone la ideología de género, porque destruye la familia. La Carta lleva por título “La gran urgencia: salvar la familia”.

Ya en su homilía del pasado 30 de diciembre, festividad de la Sagrada Familia, en la catedral de Valencia, pidió a las instituciones autonómicas y a toda la sociedad que reaccionen ante esta ideología, pues niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y mujer, presenta una sociedad sin diferencia de sexo, niega la diversidad biológica entre un hombre y una mujer.

El cardenal Cañizares pide a las Cortes Valencianas “repensar” el proyecto de Ley de ideología de género que actualmente se está tramitando en el órgano legislativo valenciano, apelando a que los diputados no desean destruir la familia ni dañar el bien del hombre, pero se equivocan al pretender que la ideología de género contribuya a ayudar a las personas más vulnerables.

El proyecto de ley valenciana sigue los pasos de otras ocho comunidades autónomas. El cardenal pide a los diputados – a los que expresamente considera “auténticos demócratas” – que no se conviertan en dictadores o tiranos, y que sean responsables y prudentes.

Cañizares se hace eco de la inquietud del Papa Francisco, alerta de que la ideología de género pretende imponerse como pensamiento único, y denuncia que se pretende enseñar ya a los niños que el sexo lo puede elegir cada uno.

Por la importancia que tiene para la familia y la educación, los diputados valencianos deberían, en efecto, “repensar” su proyecto, pues con la familia no deben hacerse pruebas ni experimentos, y son numerosas las voces que denuncian la falta de fundamento antropológico de la ideología de género, pues el sexo no es una opción sino una realidad.

Habrá quienes consideren una intromisión en la esfera política la Carta del arzobispo de Valencia, pero lo que hace es ejercer la libertad de expresión para defender la razón y la Doctrina Social de la Iglesia, que nadie puede negar a Cañizares.

El arzobispo de Valencia pide a políticos, periodistas y educadores que profundicen en el deterioro de la institución familiar, pues gran parte de los problemas de nuestra sociedad proceden de las carencias de la vida familiar, que es un asunto de recta razón.

El arzobispo acierta al pedir un esfuerzo a toda la sociedad, no sólo a los políticos. La comodidad, la ligereza y los complejos pueden justificar la pasividad o caer en la trampa de quienes sitúan la familia en el ámbito de la moral católica exclusivamente.

Zenón de Elea. 


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·