Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Benedicto XVI: “Que no se apague la sonrisa de los niños”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Casi una hora después de la reunión que sostuvo con el presidente de México Felipe Calderón en la casa del Conde Rul, el Papa salió al balcón y saludó a los niños en medio de un repique de campanas de la basílica y la ovación de los pequeños. Benedicto XVI se mostró contento "de poderlos encontrar y mirar sus rostros alegres en esta plaza, ustedes ocupan un lugar muy importante en el corazón del Papa", dijo. El mensaje fue para todos los niños del país, en especial "aquellos que soportan el peso, el sufrimiento del abandono, la violencia, del hambre en estos meses, a causa de la sequía que se ha dejado sentir fuertemente en algunas regiones". Enseguida les agradeció la alegría y la festividad "porque eso es importante y Dios quiere que seamos siempre felices", añadió interrumpido por la ovación de los presentes.

El Papa pidió que sigan el ejemplo de Cristo y le tengan por amigo "al mal no se le responde con el mal, más bien que debe ser un instrumento del bien, heraldo del perdón, portador de la alegría, servidor de la unidad y quiere escribir en sus vidas una historia de amistad", señaló. También indicó a los pequeños que "no hay edad para amar y servir" y mencionó que no están solos y rezará por ellos, en reciprocidad pidió que recen por todos y por él. "Yo rezaré por ustedes para que México sea un lugar en que todos los niños vivan con serenidad y armonía", aseguró.

La huella que Benedicto XVI va a dejar en México sin duda será importantísima.

Zenón de Elea

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·