Miércoles 16/08/2017. Actualizado 16:52h

·Publicidad·

Vaticano

Acaba de publicar un libro sobre el Pontífice

Uno de los periodistas que más conoce al Papa: “Francisco supera ideologías y no se deja condicionar”

Javier Martínez-Brocal asegura que el Santo Padre no está cambiando la doctrina sino la cultura: “Ser católico es ayudar y no defender dogmas”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Javier Martínez-Brocal es director de Rome Reports, la agencia de noticias que abastece a todos los medios mundiales sobre el Vaticano y el Pontífice. Acaba de publicar el libro “El Papa de la Misericordia”. No es su portavoz, pero le acompaña como reportero por todo el mundo. Desde su experiencia afirma: “Estamos ante un personaje que supera las ideologías y que no se deja condicionar ni por quienes le halagan, ni por quienes le critican”.

El papa Francisco en el Papamóvil. El papa Francisco en el Papamóvil.

Francisco es un Papa que atrae a quienes están lejos y quizás, pone nervioso a los que están más cerca. “Ser católico no es defender una doctrina sino ayudar a las personas, que es lo que hacía Jesús hace casi 2000 años. No acusó a la mujer adúltera sino que la ayudó a volver a empezar. Francisco pasará a la historia por su reforma cultural. No cambia la doctrina sino la cultura, porque no es coherente ir a Misa y comportarse con indiferencia ante quienes sufren”, señala a Religión Confidencial Javier Martínez-Brocal.

Este periodista insiste en que Francisco quiere recalcar que la Iglesia no está para defender verdades dando voces o lanzando piedras, sino ayudando con hechos concretos a personas concretas”, señala.

Martínez-Brocal asegura que Francisco no es de derechas, ni de izquierdas, y hace una advertencia: “El Papa no es como un equipo de fútbol, al que sigues en función de si te gusta cómo juega”. El director de Rome Reports tampoco tiene la impresión de que esté más cerca de unas instituciones de la Iglesia que de otras: “El Papa es muy paternal con todos y pone a cada uno ante sus propias responsabilidades”.

En su libro “El Papa de la Misericordia” pretende mostrar cómo este Papa está devolviendo la misericordia al mundo. Este es el objetivo del Año jubilar que acaba de inaugurar el pasado 8 de diciembre. “Obviamente, el Santo Padre no cambia la doctrina de la Iglesia Católica como algunos interpretan. Creo que lo que hace es recordar que todos los católicos somos pecadores, que todos necesitamos misericordia, y que por eso, no podemos ser jueces implacables de los demás”, afirma este joven periodista de 36 años que lleva residiendo en Roma desde el año 2003.

Le intrigaba descubrir cómo Francisco está cambiando los corazones de las personas y por eso, escribió el libro. “Lo que más me impresiona del Santo Padre es que demuestra que basta poco para cambiar las cosas, porque la bondad contagia. Cuando se acerca a los enfermos, o cuando visita las cárceles tengo la certeza de que cura heridas. Estamos ante un Papa gigante, y quienes se encasquillan por aspectos secundarios, se están perdiendo lo mejor de la película, asegura”.

En esta línea, y antes quienes le definen como “poco católico”, este periodista afirma que nunca ha escuchado del Papa que las personas divorciadas pueden comulgar, como han interpretado algunos medios o analistas, ni que mantener relaciones homosexuales sea correcto, “lo que ha dicho Francisco es que no se puede tratar mal a nadie por ningún concepto”, señala. Respecto a la castidad, Martínez-Brocal es de la opinión de que quizá, hasta ahora, “los católicos han insistido tanto sobre esta cuestión, que parece que la propuesta católica se limitaba sólo a eso. La propuesta de Francisco incluye vivir la castidad, pero no sólo esa virtud”.

Otro de los asuntos que está calando de una manera distinta, tanto en círculos católicos como anti-católicos, es el espinoso tema de los dineros de la Iglesia Católica. Para Martínez-Brocal el Santo Padre está proponiendo a los católicos “que no pasen con indiferencia al lado de los pobres, de los que sufren, de los enfermos, etc. El problema es que vamos a Misa todos los domingos, pero nos da igual que alguien de nuestra oficina sufra, o que se ahoguen en el Mediterráneo los refugiados”, afirma.

Primer Jubileo de la Misericordia de la historia

Martínez-Brocal explica que en el pasado, cuando se convocaba el Jubileo, las personas hacían testamento y abandonaban sus casas para ir a Roma y lucrar la indulgencia. En este primer Jubileo de la Misericordia de toda la historia que el Papa ha convocado, “nos puede ayudar a comprender lo que significa ser perdonados por Dios. Un cardenal me aconsejó como propósito para comenzar este año, perdonar a alguna persona que me haya herido”, sostiene.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·