Martes 19/09/2017. Actualizado 16:50h

·Publicidad·

Vaticano

Las ordenaciones "ilegítimas" de nuevos sacerdotes lefebvrianos complican el diálogo con la Iglesia católica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A pesar de los numerosos gestos realizados por Benedicto XVI para integrar a los lefebvrianos en los últimos meses, la Fraternidad de San Pío X sigue actuando de forma ajena a Roma. Ayer la Santa Sede recordó que "hasta que la Fraternidad no tenga una posición canónica en la Iglesia, esas ordenaciones son ilegítimas".

 

La confusión levantada en torno a la posición de la Fraternidad de San Pío X respecto a la Iglesia Católica en los últimos meses, provocó ayer una nueva aclaración desde la Santa Sede, acerca de las ordenaciones anunciadas por la Fraternidad San Pío X.

 

"Hasta que la Fraternidad no tenga una posición canónica en la Iglesia, tampoco sus ministros ejercen ministerios legítimos en la Iglesia. (...) Hasta que las cuestiones relativas a la doctrina no se aclaren, la Fraternidad no tiene ningún estado canónico en la Iglesia, y sus ministros (...) no ejercen legítimamente ministerio alguno en la Iglesia". Por tanto, esas ordenaciones son todavía ilegítimas", decía una nota citando una carta del Papa a los obispos de marzo.

 

En aquella carta, el Papa había expresado "que hay razones para pensar" en un cercano inicio del diálogo con los responsables de la Fraternidad San Pío X "de cara a la deseada aclaración de las cuestiones doctrinales y, por lo tanto, también disciplinarias, que todavía siguen abiertas"

 

Un diáologo que podría retrasarse tras el anuncio por la Fraternidad de nuevas ordenaciones sacerdotales para finales de junio.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·