Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Podrán ser completados y enriquecidos a través de internet

El Vaticano publica los más completos manuales sobre sexualidad editados hasta la fecha

Han sido elaborados por la subcomisión española que preside el obispo Mario Iceta. Carlos Simón, subsecretario del Pontificio Consejo de la Familia: “Servirán para toda la Iglesia”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Pontificio Consejo de la Familia del Vaticano publicará los materiales más completos sobre educación afectivo-sexual que la Iglesia haya editado hasta la fecha. Monseñor Carlos Simón, subsecretario de este órgano de la Curia romana, explica que se tratan de unos manuales “muy completos y pedagógicos, con un lenguaje atractivo y diversos recursos interactivos para su utilización”. Con este material, la Iglesia desea explicar a los jóvenes el plan de Dios sobre amor, afectividad y sexualidad.

Monseñor Carlos Simón, subsecretario del Pontificio Consejo de la Familia. Monseñor Carlos Simón, subsecretario del Pontificio Consejo de la Familia.

Estos materiales se aceleran a raíz de la visita ad Limina de los obispos españoles al Pontificio Consejo de la Familia de Roma en marzo de 2014. En este encuentro, se vio la necesidad de elaborar unos manuales de educación afectivo-sexual a la luz del Evangelio. Muchos de los libros de texto sobre sexualidad que se utilizan en la enseñanza, están editados por colectivos vinculados a la ideología de género.

De este modo, la Subcomisión de Familia de la Conferencia Episcopal Española que preside el obispo de Bilbao, Mario Iceta, trabajó en este proyecto y al año siguiente, presentó al Pontificio Consejo de la Familia estos materiales, que fueron repartidos en el VIII Encuentro Mundial de las Familias de Filadelfia. “Tuvieron tal éxito, que desde Roma vimos la necesidad de difundirlos por todo el mundo”, explica a Religión Confidencial Carlos Simón, Subsecretario del Pontificio Consejo para la Familia.  

El Consejo Pontificio de la Familia publicará estas unidades en su página Web en los próximos meses y servirán para toda la Iglesia universal. Se traducirán al inglés, italiano, francés y portugués. “Los manuales son muy completos pero también nacen con vocación de ser enriquecidos y completados por todas aquellas personas que se sientan interpeladas y tengan algo que aportar”, señala a RC Carlos Simón.

El objetivo es que profesores, agentes de pastoral, catequistas y padres de familia dispongan de un contenido amplio, detallado y muy bien fundamentado para explicar a los jóvenes la belleza del amor humano.

Despejar errores de la ideología de género

Estas “Unidades Didácticas de Educación Afectivo-Sexual” tituladas “El lugar del encuentro. La aventura del amor”, tiene una peculiaridad: “Lo que en un principio iban a constituir un material de apoyo a la clase de Religión, destinadas a alumnos de Educación Secundaria, ahora estarán abiertas al gran público”, afirma Carlos Simón.  

Estas unidades despajarán asimismo, muchos errores inducidos por algunas ideologías modernas. “El Papa Francisco, en un encuentro con jóvenes en marzo del 2015 en Nápoles, habló de ese error de la mente humana que es la ideología de género y que crea confusión en las relaciones humanas. También señaló que el matrimonio y la familia están en crisis, debido a la colonización de estas ideologías, que consiguen nublar la razón humana.  De esta manera, la voluntad del ser humano se debilita y no es capaz de vivir ni entender la belleza de la sexualidad humana, entendida como una auto-donación de los esposos en el matrimonio y abierto a la vida”, explica Simón a RC.

La Iglesia no se inventa nada

Respecto a cómo la Iglesia ha explicado la sexualidad a lo largo del tiempo, Carlos Simón admite que no siempre se ha hecho bien y que se han cometido errores. “Entre los muchos retos que aparecen en la relación final del Sínodo de la familia,  se indica el desafío de la formación.  Nuestro deber es ayudar a la gente a formarse”.

Carlos Simón, sacerdote incardinado a la diócesis de Cáceres, nombrado por Benedicto XVI Subsecretario del Consejo Pontificio de Familia en 2008, afirma: “Nos estamos jugando la felicidad de las personas. La Iglesia Católica no se inventa nada. Trasmite aquello que ha recibido de Cristo, perfecto Dios y perfecto hombre y,  por tanto, Aquel que conoce qué es el hombre o mejor quién es el hombre. Ya desde la primera página de la Biblia se revela que Dios creó al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza. Por eso conoce y ama al hombre antes y después del pecado, es más le acompaña y le ofrece siempre su amor infinito para que sea feliz”.