Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Francisco pide encomendarse al pontífice fallecido en 2005

El Sínodo de los Obispos conmemora a San Juan Pablo II, “el Papa de la familia”

Destaca el gran legado de Karol Wojtyla sobre la Teología del Cuerpo, un documento que reúne las 129 catequesis sobre la sexualidad humana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los padres sinodales celebraron el pasado jueves 22 de octubre la memoria litúrgica de san Juan Pablo II, “el Papa de la familia”. Francisco pidió en la Audiencia General encomendarse a este santo “para que la Iglesia renueve el valor del matrimonio indisoluble, basado en el amor recíproco del hombre y de la mujer y sobre la gracia divina”.

San Juan Pablo II. San Juan Pablo II.

El Sínodo de los Obispos, que vota hoy su documento definitivo y finaliza mañana con una Eucaristía Solemne en la Basílica de San Pedro, conmemoró así al papa Wojtyla y su gran legado sobre la Teología del Cuerpo, un documento que reúne las 129 catequesis sobre la sexualidad humana.

San Juan Pablo II abrió las puertas a algunas verdades que habían sido cerradas de la antropología humana y de la sexualidad. Algunas novedades que transmitió en su Teología del Cuerpo fueron, por ejemplo, su afirmación sobre la imagen de Dios, “que no está solo en el alma, sino también en el cuerpo y, por lo tanto, en el sexo, con su masculinidad y feminidad”.

Fue el primer Papa en afirmar que el hombre y la mujer fueron creados a la vez, en un mismo y único acto de amor, y por lo tanto, la mujer no fue derivada del hombre, y el primer Papa en certificar que la mujer fue creada a imagen y semejanza de Dios. San Juan Pablo II aclaró de esta manera el relato sobre la creación y la cuestión de la costilla de Adán, que tanto problema ha causado a la antropología humana.

También fue el primer Papa que se atrevió a detallar como es la psicología de la mujer en la relación conyugal y advertir al hombre que debe donarse a ella. El primer Pontífice en sentenciar que la masculinidad es un don para la feminidad y viceversa.

Al coincidir el Sínodo de Obispos de la Familia con la memoria de san Juan Pablo II, la Iglesia recuerda de nuevo el legado revolucionario de Karol Wojtyla, “el Papa de la Familia”, como quería que se le recordase.

Francisco decidirá sobre el documento final

El Sínodo de la Familia llega a su fin. El cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo, explicó que el texto final se leerá hoy sábado por la mañana, y se votará por la tarde. “Por la mañana se leerá integralmente el documento. Dejaremos todavía tiempo a los participantes para reflexionar, de manera que vengan preparados por la tarde. Y sin leer de nuevo el texto, comenzando por el número uno hasta el último, iremos pidiéndoles el voto”, recoge romereports.

Terminada la votación, el texto se entregará  al  Papa. Como las propuestas del Sínodo son de carácter consultivo, a Francisco se le abren tres posibilidades: publicar inmediatamente el documento y las votaciones; hacer oficial el documento tal como ha salido del Sínodo o usar el texto como base de una posterior exhortación apostólica.

Un dicasterio sobre el papel de los laicos

Durante la reunión plenaria del Sínodo de la Familia, el Papa tomó la palabra inesperadamente para anunciar la institución de un nuevo Dicasterio (Congregación). "He decidido instituir un nuevo Dicasterio con competencia sobre los laicos, la familia y la vida, que sustituirá al Consejo Pontificio para los Laicos y al Consejo Pontificio para la Familia, y a la que se ligará la Academia Pontificia para la Vida", dijo.

"En este sentido, he establecido un comité que elaborará un texto que redacte canónicamente las responsabilidades del nuevo Dicasterio, y que será sometido a la discusión del Consejo de Cardenales, que se celebrará en el mes de diciembre”, añadió.

Un Dicasterio o Congregación tiene más responsabilidad dentro de la Curia Romana. La función es de poder ejecutivo. Actualmente, las Congregaciones son nueve: Doctrina de la Fe, Iglesias Orientales, Culto Divino y disciplina de los sacramentos, Causa de los santos, Obispos, Evangelización de los pueblos, Clero, Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica y Educación católica, recoge Zenit. La Curia cuenta además con doce Consejos Pontificios, cuya función es de promoción de actividades e iniciativas de su competencia.

 


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·