Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Ha ofrecido una conferencia en Madrid sobre la importancia de la formación presbiteral

El rector de la Santa Cruz explica el perfil de sacerdote que quiere Francisco: abierto, acogedor y que rece

Luis Navarro afirma que el celibato es posible si se ama de forma adecuada siguiendo el sacerdocio de Cristo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Luis Navarro, rector de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz de Roma, ha estado en Madrid invitado por la Fundación CARF, para ofrecer una conferencia sobre la importancia de la formación del sacerdote. Lleva 30 años en la capital italiana y es consultor de varios dicasterios de la Santa Sede.

D. Luis Navarro (derecha), rector de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz en Roma, durante la conferencia en Madrid. D. Luis Navarro (derecha), rector de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz en Roma, durante la conferencia en Madrid.

Luis Navarro, que ha estado con Francisco en varias ocasiones, ha explicado a Religión Confidencial el perfil del sacerdote que quiere el Papa: “Creo que el Santo Padre insiste en que se formen sacerdotes con mentalidad adecuada al mundo actual, sacerdotes totalmente entregados a los demás, abiertos, que sepan escuchar, acoger, cercanos a las personas, sobre todo a los que estén lejos de Jesucristo, bien formados teológicamente para que sepan aconsejar y hombres de Dios, que recen”.

Además, deben poseer una madurez afectiva integral y adecuada para el sacerdocio. En declaraciones a Europa Press, Luis Navarro ha afirmado que la completa formación de los seminaristas es “esencial", así como su selección, y que es mejor una parroquia "descubierta", es decir, con pocos sacerdotes, que una “con candidatos que no son idóneos”.

El celibato es posible

En este sentido, explica a este Confidencial que “el celibato sacerdotal es posible. La Iglesia Católica continúa defendiendo el celibato porque hay razones de conveniencia. Aunque no es de derecho divino, el presbítero continúa con el sacerdocio de Jesucristo, que fue célibe. El sacerdote sigue a Jesucristo y ama la Iglesia como Cristo amó a la Iglesia. Además, la disponibilidad del sacerdote hacia los demás debe ser total, una entrega plena”.

Respecto a los que consideran que el celibato es muy difícil, Luis Navarro afirma que “es posible si uno saber amar de un modo adecuado”. En este sentido y sobre los casos de abusos por parte de sacerdotes, el rector asegura que es "un punto doloroso" porque es "terrible" que "quien debe conducir hacia Dios" se erija en un "instrumento del diablo", recoge Europa Press.

Por ello, opina que la petición de perdón por los abusos cometidos en el seno de la Iglesia debe ir acompañada por "medidas concretas que mejoren la selección de los candidatos y de una mayor concienciación de la responsabilidad de cada candidato, de los formadores y del obispo que ordena.

En este sentido, señala que, en la actualidad, en la formación de los seminaristas se insiste mucho en la madurez afectiva del candidato al sacerdocio, que comporta un conocimiento profundo de su persona y también de su dimensión sexual.

Retos del sacerdote del siglo XXI  

Sobre los principales retos a los que se enfrenta el sacerdote del siglo XXI, Luis Navarro considera que la principal preocupación de la Iglesia debe ser llegar a los “miles de bautizados que no pisan una Iglesia”. Explica a RC lo que, en su opinión, deben hacer los católicos: “Primero testimoniar nuestra fe y relación con Cristo. Después, preocuparnos por todos los que tenemos a nuestro lado. Y, en tercer lugar, interpelar con cariño a la gente que nos rodea porque muchos vuelven a la fe cuando les hacemos reflexionar sobre el sentido de su vida”.  

Obviamente, para el rector es esencial utilizar un lenguaje comprensible a todos y adaptar el mensaje, siguiendo el ejemplo de Francisco, y aprovechar las redes sociales para dar buenos testimonios. “Sobre todo, tender puentes a todas las personas”, afirma a RC.

La importancia del Derecho Canónico

El rector de la Santa Cruz, que es profesor de Derecho Canónico, explica la importancia de esta disciplina en la vida de la Iglesia: “En primer lugar, ayuda en las relaciones entre los fieles y los pastores. Además, se necesitan personas preparadas para administrar correctamente el dinero de las diócesis, los bienes eclesiásticos y los de la parroquia. Todo esto está regulado por el derecho canónico y si se respeta, permitirá que haya menos abusos en ese tema”.

También la Iglesia Católica necesita buenos profesionales en derecho canónico para servir a los fieles en los tribunales eclesiásticos, sobre todo en los casos relacionados con la nulidad matrimonial.

Luis Navarro ha dado una conferencia sobre la importancia de la formación sacerdotal a amigos y benefactores de CARF, una Fundación que ayuda cada año, a la formación de cerca de 2.000 sacerdotes, seminaristas, religiosos y laicos de más de 100 países que provienen de distintas congregaciones, movimientos y realidades de la Iglesia Católica. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·