Lunes 27/02/2017. Actualizado 01:30h

·Publicidad·

Vaticano

Rome Reports lanza 'La manzana podrida', el primer documental sobre la crisis de los abusos sexuales y la respuesta de la Iglesia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

'La manzana podrida' documenta por primera vez "el alcance real de la crisis en el último medio siglo", y la reacción de las Iglesias de cada país, "desastrosa en Irlanda, ejemplar en Estados Unidos", y el progresivo cambio de actitud en el Vaticano. Vea aquí los primeros siete minutos de la película.

El documental, de 45 minutos, producido por la agencia internacional Rome Reports, analiza la confusión inicial en la Iglesia sobre quién y cómo debía resolver estos casos, y explora en detalle la actuacion de Joseph Ratzinger, como cardenal hasta el 2005 y como Papa Benedicto XVI desde entonces, para hacer frente a este grave problema.

“Ha sido muy difícil para nosotros como Iglesia reconocer todo lo que ha pasado”, asegura el presidente de los obispos de Canadá tras acompañar a un grupo de víctimas a un encuentro con el Papa.

“El hecho de que Benedicto XVI actuase en el caso Maciel pocos meses después de su elección fue la señal a los católicos de que 'hay un nuevo sheriff en la ciudad'. O lo que es lo mismo, que desde ahora nadie será intocable”, explica el vaticanista John Allen, testigo privilegiado de lo que ocurre tras los muros vaticanos.

El documental se remonta a los años 80, cuando algunas víctimas comienzan a denunciar a obispos por no haber separado de los niños a los sacerdotes delincuentes. Viaja a Estados Unidos, donde la política de “tolerancia cero” está dando buenos resultados; y a Irlanda, donde la pésima respuesta a los abusos ha provocado un auténtico shock a los católicos y ciudadanos en general.

“Durante décadas existía la cultura de proteger el buen nombre de la Iglesia. Significaba mantener escondido el abuso. Había una moralidad tribal en el clero porque su deber más importante era mantener a salvo a los miembros del club en peligro”, comenta Allen.

También recoge el testimonio dolorido de las víctimas. Walter, de Canadá, recuerda que “ese año fue una auténtica pesadilla. Yo era un niño de siete años y no entendía nada. Era demasiado pequeño”. Lawrence, de Malta, confiesa cómo logró perdonar tras su reciente encuentro con el Papa pues “él ha tenido el coraje de dar la cara por otros que nos han hecho mucho daño”.

El documental presenta la experiencia del psicólogo jesuita Hans Zollner, quien ha trabajado con víctimas de abusos para ayudarles a reencontrar la paz, y traza un retrato robot de los agresores.

“La manzana podrida” descubre la táctica de los agresores para atraer a sus víctimas: “Les aíslan emocionalmente con atención privilegiada, regalos y favores que no puede rechazar.

Les permiten hacer cosas que sus padres les impiden, como beber alcohol o conducir. Además, llega a convencer al menor de que tiene la culpa de estas perversiones”.

En el capítulo de prevención y soluciones, “La manzana podrida” visita un seminario americano para mostrar cómo se seleccionan los futuros sacerdotes. Los candidatos deben superar exámenes de madurez de su personalidad y test psicológicos para evaluar si serán capaces de vivir el celibato. “Si descubrimos comportamientos inapropiados, pedimos al seminarista que se marche”, explica uno de los psicólogos.

“La manzana podrida” ha sido adquirido por cadenas televisivas de Estados Unidos y América Latina, y solicitada ya por emisoras de Francia, España, Polonia y Portugal.