Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

El Papa recuerda que los padres no son “ni amigos ni dueños de la vida de sus hijos sino guardianes de este don incomparable de Dios”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Como es ya tradición, el Papa Benedicto XVI se ha referido en el rezo del Ángelus a los miles de fieles que se han dado cita en Madrid para celebrar la fiesta de la Sagrada Familia.

"No son los amigos o los dueños de la vida de sus hijos sino los guardianes de este don incomparable de Dios". Así lo ha expresado Benedicto XVI en su alocución previa al rezo del Ángelus en el día de la Sagrada Familia. Como es ya tradición, al final de la oración, el Papa saludó en castellano a los presentes en la Eucaristía que, un año más, se está celebrando en Colón.

El Santo Padre también explicó cómo la Sagrada Familia no vivió de manera diferente a cualquier familia: "La preocupación de María y de José por Jesús [cuando se pierde en el templo] es la misma que la de los padres por cada hijo".

Continuó explicando la necesidad de que los padres "se preocupen del crecimiento y de la formación de sus hijos", en particular porque "la fe es un don precioso que debemos alimentar en nuestros hijos con el ejemplo personal".

Ya en español, después de saludar a los fieles congregados en una mañana fría y de niebla en Madrid, les recordó que la familia es un "don precioso para cada uno de sus miembros y esperanza firme para toda la humanidad". Y conminó a todos a "hacer del mundo un verdadero hogar, un espacio de concordia, solidaridad, espíritu mutuo."

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·