Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Recibió a Raimo Goyarrola en audiencia privada tras el congreso sobre Lutero

El Papa bromea con el vicario de Helsinki: “¿Rezas por mí a favor o en contra?”

Francisco se rió a carcajadas cuando el sacerdote español le respondió: “Cuando se pone en plan argentino, me sale un poco en contra”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El sacerdote español Raimo Goyarrola, vicario general de la diócesis católica de Helsinki, ha participado en el Congreso Internacional de Teología sobre Lutero y los sacramentos, celebrado en Roma, cuyo objetivo ha sido fomentar el diálogo oficial con los luteranos finlandeses. El Papa le recibió en audiencia privada, en un encuentro muy emotivo en el que Francisco bromeó con el sacerdote: “De guasa me preguntó: ¿rezas por mí a favor o en contra?”.

Raimo Goyarrola (a la derecha) junto al reverendo Juhani Holma, pastor de la Iglesia luterana de Finlandia. Raimo Goyarrola (a la derecha) junto al reverendo Juhani Holma, pastor de la Iglesia luterana de Finlandia.

Así relata Raimo Goyarrola, vicario general de la diócesis católica de Helsinki, única en Finlandia, (donde en todo el país hay solo siete parroquias para 14.000 católicos), su encuentro con el Santo Padre. 

“Ya estando en la salita de visitas yo solo, se asomó un guardia suizo diciéndome que el Santo Padre me esperaba en su habitación. Como comprenderéis, la emoción fue enorme.

Subí en ascensor con el guardia suizo al segundo piso y allí en la puerta me estaba esperando el Papa de pie con una gran sonrisa. Me abalancé sobre él, le besé la mano y le pregunté si podía darle un abrazo. Casi le estrujo de cariño. Me preguntó que cómo había aprendido ese idioma tan enrevesado y difícil. Respondí que con mucha gracia de Dios y muchas, muchas, muchas horas de estudio.

Me ofreció sentarme. Me preguntó por la Iglesia en Finlandia, los sacerdotes, los luteranos... le conté algunas anécdotas, también sobre mi trabajo apostólico y de lo contento que estoy en Finlandia. También le dije que si Dios quiere, nos veríamos en octubre cuando le entreguemos en mano el documento con la declaración conjunta con los luteranos sobre la Iglesia, la Eucaristía y el ministerio. Me agradeció mucho todo lo que estaba haciendo la Obra en Finlandia.  

“Siendo vasco, no siento dificultades”

El Papa me pregunto por las dificultades. Le dije que siendo vasco, ya lo sabía el Papa, no sentía ninguna dificultad para nada. 

Le dije que era muy optimista pues antes de subir al Cielo la última palabra que pronunció Jesús  fue Finlandia: "Estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo (Finlandia)". El Papa se rió y dijo que el final del mundo era Argentina. Quedamos en que había dos finales del mundo: Argentina y Finlandia, uno en el sur otro en el norte.

Le dije que, como parece ser que el Papa iba a viajar el próximo año a Lituania, Letonia y Estonia podría dar un salto a Finlandia, que está muy cerca. En ese viaje podría canonizar al beato Hemming que fue obispo de Finlandia en 1300. Cuando ya estaba todo preparado para la canonización, surgió la Reforma luterana en el norte de Europa y el rey de Suecia quemó todos los documentos. Siendo tan antiguo ese beato y con apenas documentación, solo el Papa puede canonizarlo directamente con un proceso más breve de lo habitual. Le expuse los motivos por los que convendría hacerlo (no en vano soy el postulador de la causa del beato Hemming). Me escuchó con mucha atención y me dijo le interesaba mucho y lo estudiaría.

Viendo que era tiempo extra que me había concedido, no quise abusar de su generosidad y le pedí su bendición que recibí de rodillas.

Al final me acompañó hasta el ascensor. Me pidió que rezara por él. Le dije que lo hacía todos los días e incluso a todas horas (es verdad). Me preguntó con guasa: ¿pero a favor o en contra? Le dije también de guasa: cuando se pone en plan argentino me sale un poco en contra. Se rio muchísimo y le encantó (me dijeron previamente que al Papa le gusta provocar y ser provocado, o sea le gusta la gente un poco chuleta como los de Bilbao). 

El Papa se rio mucho. En la puerta del ascensor sintiéndome me volvió a agradecer todo lo que hago. 

Raimo Goyarrola es un sacerdote del Opus Dei que desde hace años vive en Finlandia". 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·