Martes 19/09/2017. Actualizado 16:50h

·Publicidad·

Vaticano

El Papa pondrá un delegado al frente de la Legión de Cristo y anuncia “una profunda revisión” de la congregación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Benedicto XVI nombrará a un delegado para gobernar la Legión de Cristo y una Comisión de Estudio sobre las Constituciones de la Congregación que deberá redefinir su carisma. “La Visita Apostólica, dice la nota de la Santa Sede, ha podido comprobar que la conducta del P. Marcial Maciel Degollado ha causado serias consecuencias en la vida y en la estructura de la Legión, tales que requieren un camino de profunda revisión”.

Se trata del primer comunicado de la Santa Sede tras recibir los informes de los 5 visitadores que el Papa nombró para realizar una visita apostólica a la Congregación. El mismo Benedicto XVI participó en una de las sesiones que han reunido a los visitadores durante dos días en Roma.

Las conclusiones del informe de los cinco obispo afirman que "la conducta del P. Marcial Maciel Degollado ha causado serias consecuencias en la vida y en la estructura de la Legión, tales que requieren un camino de profunda revisión".

Consideran que "los comportamientos gravísimos y objetivamente inmorales del P. Maciel, confirmados por testimonios incontrovertibles, se configuran, a veces, en auténticos delitos y manifiestan una vida carente de escrúpulos y de verdadero sentimiento religioso. De tal vida estaba a oscuras gran parte de los legionarios, sobre todo con motivo del sistema de relaciones construido por el P. Maciel, quien hábilmente supo crearse coartadas, obtener confianza y silencio de los que le rodeaban y reforzar el propio papel de fundador carismático".

Encuentran que la "errónea convicción de no querer dañar el bien que la Legión estaba realizando, habían creado en torno a él un mecanismo de defensa que le hizo por mucho tiempo inatacable, haciendo por lo tanto bastante difícil el conocimiento de su verdadera vida".

Entre otras conclusiones, proponen las siguientes actuaciones:

a) la necesidad de redefinir el carisma de la Congregación de los Legionarios de Cristo, preservando su núcleo verdadero, el de la “militia Christi”, que caracteriza la acción apostólica y misionera de la Iglesia y que no se identifica con la eficiencia a cualquier precio;

b) la necesidad de revisar el ejercicio de la autoridad, que debe conjugarse con la verdad, para respetar la conciencia y desarrollarse a la luz del Evangelio como auténtico servicio eclesial;

c) la necesidad de preservar el entusiasmo de la fe de los jóvenes, el celo misionero, el dinamismo apostólico, a través de una adecuada formación. De hecho, la desilusión acerca del fundador podría poner en cuestión la vocación y ese núcleo de carisma que pertenece a los Legionarios de Cristo y les es propio.

La Santa Sede anuncia una nueva Visita Apostólica a los miembros consagrados del movimiento “Regnum Christi”, ya que, afirma la nota, "lo han pedido con insistencia".

El comunicado concluye afirmando que "el Papa renueva a todos los Legionarios de Cristo, a sus familias, a los laicos comprometidos en el movimiento “Regnum Christi”, su aliento en este momento difícil para la congregación y para cada uno de ellos. Les exhorta a no perder de vista que su vocación, surgida de la llamada de Cristo y animada por el ideal de testimoniar al mundo su amor, es un auténtico don de Dios, una riqueza para la Iglesia, el fundamento indestructible sobre el que construir el futuro personal y el de la Legión”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·