Jueves 25/05/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

El Papa reitera que la unidad de la Iglesia aspira a cruzar todas las fronteras humanas raciales o culturales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En la fiesta de Pentecostés, el Papa dedicó parte de su homilía a hablar de la singular unidad de la Iglesia, "nunca prisionera de confines políticos, raciales y culturales. No se puede, dijo, confundir con los estados y tampoco con las federaciones de estados, porque su unidad es de un género distinto y aspira a cruzar todas las fronteras humanas".

Benedicto XVI explicó que "cuando una persona o comunidad se encierra en su propio modo de pensar y actuar, quiere decir que se ha alejado del Espíritu Santo". El Papa Benedicto XVI hizo hincapié en que se trata de una "unidad que no quiere decir igualitarismo, sino – gracias al Espíritu Santo - comprender el mensaje cristiano cada uno en su propio idioma. Mensaje salvador que es para toda la humanidad".

"Esta apertura de horizontes, añadió, confirma ulteriormente la novedad de Cristo en la dimensión del espacio humano, de la historia de las gentes: el Espíritu Santo abrazó a hombres y pueblos y, a través de ellos, supera muros y barreras".