Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

La duración de la estancia en el país, motivo clave

El Papa Francisco cancela su viaje a España como ya hizo con Argentina

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El romano pontífice tiene previsto para este año visitar EE.UU., Ecuador, Bolivia, Paraguay, Uganda y la República Centroafricana.




El papa, impartiendo la tradicional bendición "Urbi et Orbi"

La Conferencia Episcopal Española ha comunicado, previa notificación de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, que ya no está prevista la visita del Santo Padre a España durante 2015. En la referida carta, la Santa Sede también señala que el Papa sigue muy de cerca las celebraciones que, con tanta ilusión, se han programado para conmemorar el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, y ruega a Dios para que produzcan abundantes frutos de vida cristiana en nuestro país.

La nota del Vaticano, que iba remitida al Cardenal Blázquez, indica que el papa Francisco está realizando sus viajes siguiendo su propósito de acercarse a las periferias geográficas y existenciales, y tiene previstos para este 2015 numerosos viajes, además del ya realizado a Asia (Sri Lanka y Filipinas), dos más al continente americano, en concreto a EE.UU. -donde se celebrará la Jornada Mundial de la Familia- y a Ecuador, Bolivia, y Paraguay; y otro a África, en donde visitará Uganda y la República Centroafricana.

Fuentes periodísticas señalan en diversos medios que esta cancelación podría deberse a que España, durante todo el año 2015, estará dentro de un largo ciclo electoral. Ante esta situación, las citadas fuentes señalan que el Papa Francisco habría suspendido su viaje para que su presencia en nuestro país no pudiera interprestarse como una intromisión en el referido proceso político. El retraso del viaje papal a Argentina, que en principio estaba previsto para 2015 y finalmente será en 2016, podría deberse -siempre según las mismas fuentes- a un motivo similar, dado que el país austral también afrontará elecciones durante el año en curso.   

Otra explicación

En cambio, fuentes a las que ha tenido aceso Religión Confidencial ofrecen la siguiente explicación: con motivo del Año Teresiano, el Papa Francisco pretendía realizar un viaje a España en el que se desplazaría en una misma jornada a Ávila y a Alba de Tormes para, acto seguido, regresar al Vaticano sin dormir en la Península. El propósito papal, por tanto, era no llegar a permanecer en España 24 horas.

Sin embargo, la Conferencia Episcopal Española (CEE) -según afirman las referidas fuentes a este periódico- llevaba meses insistiendo para que Francisco permaneciera más de un día en nuestro país. Dicha insistencia, al parecer, podría haber causado cierta incomodidad en el entorno del Santo Padre, dado que Francisco tenía muy claro que el viaje, en cualquier caso, sería de 24 horas máximo. El motivo de esta corta duración sería debido a que la Península Ibérica no forma parte de las periferias geográficas que el Papa quiere priorizar durante su regencia. La insistencia de la CEE por alargar la estancia en nuestro país finalmente habría tenido el efecto contrario.

Siempre según las mismas fuentes, la demora del viaje de Francisco a Argentina -incialmente planeado como decíamos antes para este mismo año, y que ahora, provisionalmente, se espera para 2016- se debería a la misma causa, es decir; a la insistencia de la Conferencia Espiscopal -Argentina, en este caso- para que el Santo Padre realizara un viaje más largo en el tiempo de lo que inicialmente tenían planeado desde la Santa Sede. 


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·