Martes 19/09/2017. Actualizado 16:50h

·Publicidad·

Vaticano

Navarro-Valls critica en un libro la “hipocresía” e “incoherencia ética” de demócratas y republicanos estadounidenses

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Joaquín Navarro-Valls critica en un libro la “hipocresía” e “incoherencia ética” de demócratas y republicanos estadounidenses. Los primeros –recuerda– tacharon de inmoral la guerra de Irak, pero al mismo tiempo no reconocen el impacto social de minar la familia con leyes a favor de uniones del mismo sexo y el uso de embriones humanos para investigar.

 

El que fuera portavoz de la Santa Sede durante 22 años también considera incoherente la postura del ex-presidente George W. Bush, que era fuertemente anti-aborto, pero paralelamente empezó la guerra de Irak.

Navarro-Valls añade que, aunque es difícil, la única postura válida es aquella que es éticamente coherente, y reconoce los derechos y busca el bien de todas las personas en todas las fases de sus vidas.

El primer libro del español, titulado “A passo d’uomo” (“A paso de hombre”), recoge artículos suyos publicados en el diario ‘La Repubblica’, material inédito y ensayos morales y filosóficos. También describe encuentros históricos de Juan Pablo II con personalidades como Mijail Gorbachov, Fidel Castro y la Madre Teresa de Calcuta, además de relatos de la vida cotidiana del Papa polaco. Su objetivo es dejar registrados "los pasos" de Juan Pablo II.

En otro artículo del libro, Navarro-Valls señala que, tanto el Papa Wojtyla como Gorbachov “habían percibido que la libertad no era un hecho político, sino una dimensión humana imprescindible y que no se puede suprimir; ambos, por caminos diversos, entendían que la libertad era un postulado pre-político. Ambos sabían que la libertad es un riesgo al que no se puede renunciar jamás”.

Evocando el encuentro histórico de Juan Pablo II y Gorbachov en el Vaticano, el 1 de diciembre de 1989, escribe que ese mismo día pudo cenar con el Papa, que le dijo sobre Gorbachov: “Es un hombre de principios”. “Con mucha curiosidad le pregunté qué quería decir ser un hombre de principios. El respondió: ‘Es una persona que cree tanto en sus valores que está dispuesta a aceptar todas las consecuencias que se derivan, aunque puedan disgustarle y no serle útiles”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·