Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Tras su proceso de renovación

Julio será un mes importante para los Legionarios de Cristo

Esperan que la Santa Sede les de unas respuesta sobre sus nuevas constituciones y les asigne un asistente.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Legión de Cristo ha iniciado hace unos meses una nueva etapa, fruto de un largo proceso de reflexión y renovación. Ahora, esperan que en el mes de julio la Santa Sede se pronuncie sobre sus nuevas constituciones y les señale la identidad y funciones de su nuevo ‘supervisor’.


Los tapices de Juan XXIII y Juan Pablo II ya están instalados en la Basílica de San Pedro Los tapices de Juan XXIII y Juan Pablo II ya están instalados en la Basílica de San Pedro

El director general de la Legión, el sacerdote mexicano Eduardo Robles-Gil, señaló que aún se desconoce la identidad de quien ocupará ese puesto, cuyo nombre podría ser comunicado el próximo 3 de julio.

Ese día está prevista una reunión de la cúpula legionaria, junto con los miembros del instituto religioso residentes en Roma. Entre ellos el cardenal Joao Braz de Aviz y el arzobispo José Rodríguez Carballo, prefecto y secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica del Vaticano de forma respectiva.“No participaría en el gobierno, el gobierno de la congregación es autónomo, será un asistente externo. Todavía no sabemos quién es”, señaló Robles en una entrevista difundida en el sitio web de los Legionarios.

Cabe recordar que la Santa Sede no se ha pronunciado todavía respecto del nuevo texto de las Constituciones, que fue entregado para su revisión y eventual aprobación después del Capítulo.

Una idea de febrero

El 6 de febrero pasado Rodríguez Carballo aseguró que la Santa Sede daría un “especial acompañamiento” al camino de la Legión, luego de la celebración, en enero, de un Capítulo General en el cual se eligió una nueva cúpula y se aprobaron los textos reformados de las Constituciones, los reglamentos internos.

Robles reconoció que, al principio, no se tenía “una idea para nada clara” de cómo se iba a concretar tal acompañamiento. “Ahora sabemos que será un asistente”.

Asegurar un verdero cambio

Esta decisión, con muy pocos precedentes, sirvió a Bergoglio para asegurar que el nuevo órgano de gobierno empuje a la congregación a un verdadero cambio.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·