Martes 19/09/2017. Actualizado 16:50h

·Publicidad·

Vaticano

Peregrinación de Francisco a Jerusalén

Israelíes se adelantan a la visita de Francisco a Tierra Santa y le entregan un simbólico regalo en Roma

Representantes de la universidad israelí le obsequiaron al Papa Francisco en la Plaza de San Pedro con un simbólico regalo. La llegada del Sumo Pontífice a Israel está prevista para finales de mayo.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Papa Francisco en la Plaza de San Pedro Papa Francisco en la Plaza de San Pedro

El papa Francisco, que llegará a Israel a finales de mayo, ha recibido un regalo especial: semillas de lirio de Madonna, una flor blanca del tipo que existió durante la época de Jesús hace dos mil años. Las semillas se desarrollaron en el laboratorio de Michelle Zakai con la ayuda de Asael Ram de la Universidad de Ben-Gurion del Negev, en Israel.

Según la tradición cristiana, el lirio se relaciona la anunciación en la que el ángel Gabriel le comunicó a María que estaba embarazada de Jesús. El lirio de Madonna, de acuerdo a la iconografía cristiana, simboliza el nacimiento virginal de Jesús en la primavera. La flor aparece en muchos cuadros del Renacimiento italiano de temas cristianos que fueron pintados por los grandes artistas de la época.

Según el Nuevo Testamento, la anunciación tuvo lugar en Nazaret, donde se construyó una iglesia para celebrar el acontecimiento. El día de la anunciación este año está designado para el 3 de abril.

Las semillas fueron presentadas al Papa por el maestro de grado de la Universidad de Haifa Inbar Blum, que estudia la gestión de los recursos naturales y el medio ambiente. Blum también le dio al Papa un libro, publicado por el Ministerio de Turismo, sobre los viajes que los peregrinos realizan para recorrer los pasos de María en Tierra Santa.

El encuentro tuvo lugar al final de un semestre de estudios en la Universidad Sapienza de Roma, patrocinado por universidades, en la que estudiaron tanto israelíes como palestinos, y la Unesco.

Los investigadores la Universidad de Ben-Gurion  cultivan en condiciones especiales de invernadero para hacerlas florecer en abril, cuando los cristianos marcan la anunciación.

La inducción de las plantas a florecer de manera poco natural en ciertas épocas del año significa la mejora de las ventas. Muchas flores naturales brotan en otoño, pero se desarrollan en la primavera y el verano, cuando las condiciones ambientales aseguran el máximo desarrollo de la polinización y la semilla.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·