Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Revelación de información reservada en el Vaticano

“En la Gendarmería Vaticana no hay cárcel, es una habitación incluso con televisión”

La periodista Paloma Gómez Borrero afirma que la madre del sacerdote Vallejo Balda, de 81 años y viuda desde hace tres años, habla todos los días por teléfono con su hijo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El sacerdote español Lucio Vallejo Balda, arrestado en el Vaticano por robar y divulgar documentos reservados, se encuentra en prisión pero “no es una cárcel, porque en la Gendarmería del Vaticano no hay calabozos. Hay varias habitaciones incluso con televisión”, asegura la periodista Paloma Gómez Borrero. Afirma también que Monseñor Vallejo habla todos los días por teléfono con su madre.

Gendarme vaticano. Gendarme vaticano.

La habitación que dispone la Gendarmería Vaticana está situada en la puerta de Santa Ana, puerta de servicio del Vaticano. Según ha podido saber la periodista Paloma Gómez Borrero, experta vaticanista, la madre habla todos los días por teléfono con su hijo. “Se quedó viuda hace tres años, ha sufrido un cáncer, no tiene más hijos, y Lucio Vallejo se la llevó a vivir con ella cuando le nombraron secretario de la Comisión Vaticana para asuntos económicos. Residen en un piso propiedad del Vaticano frente a la puerta de santa Ana”, relata.

Amigos cercanos a la familia y otros sacerdotes atienden a la madre de Vallejo Balda, desolada por los acontecimientos. “El sacerdote Vallejo está muy preocupado por su madre. Creo que el pasado jueves pudo ir a ver a su hijo a las dependencias de la Gendarmería”, señala la periodista a Religión Confidencial.

Asimismo, el sacerdote español ha recibido la visita de miembros de la embajada española en el Vaticano. Otras fuentes vaticanas revelan a RC que también recibe atención espiritual y posiblemente, esté celebrando todos los días misa.

Vallejo desmiente la versión de Chauoqui

El diario italiano La Stampa publicaba ayer en exclusiva que Mons. Vallejo había desmentido al magistrado la versión de los hechos emitidos por Francesca Chaouqui, las relaciones públicas detenida también por este caso. Ha sido puesta en libertad con cargos por colaborar con la justicia, y también por estar embarazada de pocas semanas. El sacerdote español también está colaborando con la justicia.

Desde que Vallejo Balda fuera uno de los organizadores del famoso sacro buffet en una de las terrazas del Vaticano, con motivo de la canonización de san Juan XXIII y san Juan Pablo II, estaba siendo vigilado por la seguridad vaticana “en concreto por el equipo de gendarmes del Vaticano de Doménico Giani, jefe de seguridad del Vaticano. El Papa llamó al orden al sacerdote español tras este buffet, que sin embargo, no fue costeada por la Santa Sede, sino por dos empresas patrocinadoras, el fondo sanitario Assidai, y Medoilgas”, revela Gómez Borrero.

De momento, está siendo investigado por un delito civil –que no por un delito canónico- Los tribunales que le juzgan son civiles y por lo tanto, podría seguir ejerciendo su ministerio, que en última instancia tiene la competencia el obispo de Astorga (León) diócesis a la que pertenece Lucio Vallejo.

Si se arrepiente, podría incluso ser perdonado por el Papa, como hizo Benedicto XVI con su mayordomo Paolo Gabriele, acusado y condenado por robar y filtrar material confidencial. El antiguo mayordomo está ahora trabajando en una entidad benéfica vinculada al Vaticano”, señala la periodista Gómez Borrero.

Por otra parte, según publica Vatican Insider, la información recogida en los documentos supuestamente robados y filtrados por Vallejo y Chauoqui, era ya conocida.

Según ha podido saber RC de personas que han leído los libros Avaricia y Vía Crucis de los periodistas italianos Emiliano Fittipaldi y Gianluigi Nuzzi –libros que han publicado esta información reservada- las palabras de Francisco avalan que el Papa es coherente siempre: lo que ha dicho fuera, lo ha dicho dentro, a puerta cerrada.

En esta línea, la Secretaria del Vaticano en asuntos económicos, ha desmentido algunas informaciones recogidas en los libros. “Sobre la información financiera del Vaticano, los libros incluyen falsos y engañosos datos relativas a la gestión de gastos” señala el cardenal George Pell, prefecto de la Secretaría, en un comunicado remitido por dicha entidad vaticana. En dicho comunicado, la Secretaría de Economía afirma que completó el año 2015 "muy por debajo de su presupuesto en 2014”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·