Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Nueva etapa al frente del IOR

La hoja de ruta que Francisco ha marcado al nuevo presidente del Banco Vaticano

La misión principal que el Papa tienen en mente es de qué manera la Iglesia puede continuar ayudando, cada vez más, a los pobres y a la difusión de la fe.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El francés Jean-Baptiste de Franssu, nuevo presidente del Instituto para las Obras de Religión, lo afirmó en una entrevista con la Radio Vaticana. “El segundo elemento –añadió–, y esta es una característica del Santo Padre, es una mayor transparencia. Este ejericico de transparencia ya había sido comenzado por Papa Benedicto XVI: fue él quien nombró a Erns von Freyberg”.


El Papa Francisco durante la procesión hacia el altar en la plaza de San Pedro El Papa Francisco durante la procesión hacia el altar en la plaza de San Pedro

Por ello, continuó de Franssu, se necesita más transparencia y, “sobre todo, seguir plenamente los estándares que se aplican a nivel internacional!”.

Según el nuevo presidente francés del IOR (de 51 años, casado y con 4 hijos), “el Instituto no debe, en ninguna circunstancia, ser diferente de todos los principales institutos bancarios. Pero con un interés muy importante por los clientes: debemos asegurarnos de poder responder a las expectativas del cliente, a las exigencias de las congregaciones y de las diócesis, y todo ello en términos tanto de calidad del servicio como de calidad de los productos. Este es un elemento que, probablemente, caracterizará, ahora mucho más que en el pasado, la “fase 2” de la reorganización del IOR con respecto a la “fase 1””.

En cuanto a un eventual cierre del IOR, invocado por muchos tras los escándalos, de Franssu declaró: ”Creo que el Santo Padre fue muy preciso al respecto en el comunicado del 7 de abril. Era importante analizar la posibilidad de cerrar el IOR, porque solamente al estudiar la posibilidad de cerrar el Instituto, se dieron cuenta de que era necesario”.

 “Es una misión que he aceptado con alegría», dijo sobre su nombramiento como presidente del Insituto, «es una gran encomienda la que me han confiado, sobre todo porque debo proseguir con el trabajo que llevó a cabo von Freyberg. Este es un trabajo que requiere mucha humildad, pues el IOR desempeña un papel importante para muchas congregaciones y para muchas diócesis del mundo”.

De Franssu subrayó también que el Instituto también tiene un papel muy relevante “en el contexto de la organización administrativa y financiera de la Santa Sede. Es, pues, un trabajo importante –añadió– que he aceptado con alegría. Lo veo, más que nada, como una misión, y espero ser capaz de satisfacer las expectativas que han “puesto sobre mis hombros” al encomendarme esta responsabilidad”. 


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·