Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

“El amor de Dios es más fuerte que el mal. Hace florecer las zonas de desierto en nuestro corazón”, dice el Papa Francisco en la bendición Urbi et Orbi. Ayer invitó a no tener miedo y acercarse a Cristo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Iglesia celebra la mayor de sus fiestas, Cristo ha resucitado de entré los muertos. Desde la basílica de San Pedro, donde el Papa Francisco ha celebrado la Santa Misa ha proclamado después la bendición Urbi et Orbi, ha dicho que "el amor de dios es más fuerte que el mal y la muerte. Hace florecer las zonas de desierto en nuestro corazón". En la Vigilia Pascual del Sábado Santo invitó a los alejados de la Iglesia a volver sin miedo a la amistad con Cristo.

Domingo de Resurrección, Domingo de Pascua en el que la Iglesia recuerda, cada año, que Cristo venció a la muerte y al pecado y volvió de entre los muertos. Tanto en la celebración eucarística de la Vigilia Pascual como en las palabras que el Papa dirigió a los fieles tras la Santa Misa en la bendición Urbi et Orbi, el Papa Francisco ha invitado a todos a vivir en la fe de Cristo.

Desde el balcón de la logia de San Pedro, tras la celebración de la Santa Misa en la plaza, ha explicado qué significa que Cristo ha resucitado: "Que el amor de Dios es más guerte que el mal y la muerte.Hace florecer las zonas de desierto enm nuestro corazón". Y ha reiterado que supone "el paso de la esclavitud del mal a la libertad del bien". De esa manera, enlazaba con el anuncio que hacía en la Vigilia Pascual, cuando animaba a regresar a Cristo sin miedo.

Fue en la Vigilia Pascual, en la que tradicionalmente se bautiza a los catecúmenos adultos, cuando invitó con un elocuente mensajes a volver a la Iglesia: "Si hasta ahora has estado lejos de él, da un pequeño paso: te acogerá con los brazos abiertos. Si eres indiferente, acepta arriesgar: no quedarás decepcionado. Si te parece difícil seguirlo, no tengas miedo, confía en él, ten la seguridad de que él está cerca de ti, está contigo, y te dará la paz que buscas y la fuerza para vivir como él quiere".

El Papa invitó a no tener miedo a la novedad de Cristo. "No hay situaciones que Dios no pueda cambiar, no hay pecado que no pueda perdona", dijo Francisco. En medio de la crisis económica y de valores, el Papa proponía esta vida sin temor al día de mañana.

Petición por la paz

Como suele ser habitual, el Papa ha pedido por la paz al término de la bendición Urbi et Orbi. Ha mencionado en primer lugar Oriente Medio, en particular palestinos e israelíes. Pero no se ha olvidado de Iraq y de Siria. Ha mencionado distintos conflictos en África y Asia, donde se ha detenido en la península surcoreana, "para que madure un renovado espíritu de reconciliación". El periplo por los conflictos se ha detenido en otras plagas como la codicia, el narcotráfico o la trata de personas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·