Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Tercera transformación posterior al Concilio Vaticano II

Expertos prevén que el Papa reformará la coordinación y el diálogo de la curia

En los últimos años se han producido fallos en la colegiación de algunos dicasterios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La necesidad de una tercera reforma posterior al Concilio Vaticano II es un propósito de Francisco desde su elección. El Papa ha emprendido ciertas reformas pero quedan todavía más. Una de ellas sería la de perfeccionar la colegialidad de la Iglesia, es decir, mejorar la Coordinación y el diálogo entre todos aquellos que trabajan en la curia (obispos, sacerdotes y laicos) para realizar un trabajo conjunto en servicio a los demás.

El papa anuncia la creación de 19 nuevos cardenales El papa Francisco en un encuentro con cardenales.

En los últimos años del pontificado de Benedicto XVI se dieron una serie de hechos, que evidenciaron ciertos desajustes de coordinación en el funcionamiento de algunos dicasterios de la curia romana. Esta es una de las razones del propósito del Papa Francisco de emprender ciertas reformas.

En relación con la curia romana, el método colegial inspira la actuación ordinaria de los dicasterios, aunque es el Papa quien toma la última decisión. “En esto hay mucho margen de mejora en la práctica, sobre todo para aprender a vivir mejor el espíritu y las características de la colegialidad como trabajo conjunto al servicio de los demás”, señala a Religión Confidencial Antonio Viana, decano de la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad de Navarra.

Viana recuerda que en la Iglesia, la colegialidad tiene gran importancia como “método para intentar descubrir la Voluntad de Dios con la cooperación de varias personas”.

Sin embargo, las reformas estructurales no tienen una importancia decisiva sino relativa. Para Francisco, son más importantes la actitud, preparación y espíritu de servicio de las personas. El Papa no cesa de advertir a sus colaboradores que en la curia romana debe reinar la colaboración y la transparencia, la necesidad de supervisión adecuada de las tareas, -sin sentirse heridos por esa supervisión-, la importancia del adecuado descanso y de la preparación espiritual, y no cerrarse ante las novedades.

“En el discurso del Papa a la curia romana hace un año, advertía especialmente de la necesidad de una adecuada coordinación entre los que trabajan en los dicasterios, para promover la colaboración mutua y el espíritu de equipo, el sentido pastoral, la sobriedad y la templanza, la lealtad frente al peligro de la murmuración, del carrierismo y del afán de poder”, manifiesta el decano de la Facultad de Derecho Canónico.

La colegialidad ha sido siempre muy importante en la Iglesia. Junto a los llamados oficios capitales, como el Papa para la Iglesia universal y el obispo en su Iglesia particular, siempre han existido órganos colegiales como ayuda en el gobierno e incluso, con algunas funciones de control, que han impedido tradicionalmente, por ejemplo, que el obispo pueda tomas decisiones de gobierno sin contar con el consentimiento de algunos órganos colegiales.

Es el caso de la función histórica de los Cabildos de canónigos y hoy en día del Colegio de consultores y del Consejo presbiteral de la diócesis.

El Concilio Vaticano II dio gran impulso a la función colegial y después del Concilio se dio un gran desarrollo, por ejemplo, del Sínodo de los obispos como órgano colegial para el asesoramiento del Papa. Además, la colegialidad como método de toma de decisiones en común y de votación para elegir a los cargos, ha tenido un gran desarrollo en los institutos religiosos que se han gobernado con el sistema de los capítulos representativos de toda la Orden. Es clara por ejemplo, la influencia de algunos métodos y reglas electorales de los dominicos en la doctrina del parlamentarismo.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·