Jueves 25/05/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Emilio Botín, Ángel Ron, o Juan Miguel Villar Mir, entre los empresarios que serán recibidos por el Papa este viernes por su apoyo a la JMJ

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 3 de noviembre pasado se celebró la puesta de largo de la Fundacion Madrid Vivo, de la que forman parte algunos de los más importantes empresarios de España, con el objetivo principal de apoyar la JMJ Madrid 2011. Fuentes próximas a la organización han confirmado a Religión Confidencial que algunos de esos mecenas, serán recibidos por el Papa este viernes al mediodía.

 

Acompañados por el cardenal Rouco y el obispo auxiliar de Madrid, César Franco, acudirán a la audiencia Emilio Botín, presidente del Banco Santander, Ángel Ron, presidente del Banco Popular, Juan Miguel Villar Mir, presidente del Grupo Villar Mir, Antonio Vázquez, presidente de Iberia, o Baldomero Falcones, presidente de FCC.

 

Las fuentes de Religión Confidencial confirman que en esa delegación irán también Catalina Luca de Tena, presidenta-editora de ABC, Arturo Fernández, presidente del Grupo Cantoblanco, o Raimundo Pérez Hernández, director de la Fundación Areces, en representación del presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez.

 

También asistirán el presidente del Patronato de la Fundación Madrid Vivo, Íñigo de Oriol, o el secretario de la misma, el abogado Javier Cremades. En total la delegación estará formada por unas 45 personas.

Con el objetivo de convertir a Madrid en "la ciudad de los valores" la Fundación Madrid Vivo inició su andadura el pasado 5 de marzo. Desde esa fecha se han ido sumando, con el impulso especial de Emilio Botín y César Alierta, los presidentes de Endesa, Iberia, Bankinter, Sacyr, Banesto, OHL, Telecinco, Técnicas Reunidas, Gamesa, Abengoa o FCC.

 

La Fundación, presidida por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, se dirige a creyentes y no creyentes que compartan el interés por ampliar la protección de la dignidad humana, abarcando su dimensión moral. Está abierta a todos aquellos que consideran la espiritualidad como un elemento esencial para revitalizar la sociedad española y, especialmente a la región de Madrid.