Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Celebró misa en Santa Ana y saludó a los feligreses como un párroco más. Otro detalle de la sencillez del Papa Francisco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No deja de sorprender el papa Francisco. Esta mañana, se ha acercado a celebrar la Santa Misa en la parroquia del Vaticano. Como un párroco más, a la salida se ha apostado en la puerta para despedir, uno a uno a los fieles. Hasta ha tenido el detalle de apagar las luces de antes de irse, y ha comentado que él sabe lo que cuesta pagar esas facturas en las parroquias.

El Papa Francisco no deja de sorprender. También lo ha hecho en su primer domingo en la Sede de San Pedro. Para empezar, se decidió a celebrar la Santa Misa en la parroquia de Santa Ana con los sorprendidos fieles del barrio. Pero no bastó con esto sino que al término de la celebración, se colocó en la puerta, como hacen tantos párrocos, para despedir, uno a uno, a los feligreses.

Un detalle más de la sencillez que ya es seña de identidad de su pontificado ha sido que antes de salir, ha dado la vuelta para apagar las luces porque, según ha explicado, es muy consciente de los esfuerzos que tienen que hacer las parroquias para pagar la factura de la luz.

Quienes no estaban tan tranquilos fueron los miembros de la seguridad que hicieron una excelente labor protegiendo al Santo Padre en este improvisado saludo a la salida de la parroquia y que luego continuó cuando, tras dejar la casulla en la sacristía, volvió a saludar a los presentes que no dejaban de corear su nombre, por cierto, ya sin el "primero" que se le añadió nada más conocerse.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·