Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Bertone define al Beato Juan Pablo II como "un testigo creíble de cómo vivir la fe y defender los valores cristianos"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los actos con motivo de la Beatificación de Juan Pablo II concluyeron el lunes con una Misa de acción de gracias presidida por el Secretario de Estado del Vaticano. "Damos gracias al Señor, dijo, por habernos dado un Testigo tan creíble, tan transparente, que nos ha enseñado cómo debemos vivir la fe y defender los valores cristianos".

Bertone invitó a dar gracias al Señor también por "habernos dado un Papa que supo dar a la Iglesia católica no sólo una proyección universal y una autoridad moral universal nunca antes conocidas, sino también, especialmente con la celebración del Gran Jubileo del 2000, una visión más espiritual, más bíblica, más centrada en la palabra de Dios. Un Iglesia que ha sabido renovarse, impulsar una "nueva evangelización", intensificar los lazos ecuménicos e interreligiosos, y también encontrar las vías de un diálogo fructífero con las nuevas generaciones".

"Damos gracias al Señor, concluyó, por habernos dado un santo como él. Era un hombre verdadero, porque estaba inseparablemente unido a Aquel que es la Verdad. La suya era una santidad vivida, sobre todo en los últimos meses, en las últimas semanas, en plena fidelidad a la misión que se le había confiado, hasta la muerte. Sabía que su debilidad corporal mostraba aún más claramente el Cristo que obra en la historia. Y ofreciendo sus sufrimientos a El y a su Iglesia dio a todos una última y gran lección de humanidad y de abandono en los brazos de Dios".

Más de 250.000 fieles accedieron el domingo a la Basílica Vaticana para rezar ante los restos del nuevo beato. La basílica permaneció abierta hasta las 3 de esta madrugada y volvió a abrir al final de la misa de este lunes. A las 17,30 se rezó el último Rosario ante el féretro de Juan Pablo II. Posteriormente se cerró la basílica y anoche, con una ceremonia privada, el féretro colocó en la Capilla de San Sebastián, que se halla al lado de la imagen de la Piedad.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·