Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Benedicto XVI invita a rezar y meditar los misterios luminosos del rosario, instituidos por Juan Pablo II hace nueve años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Al concluir el rezo del ‘Regina Coeli’, el Papa ha dicho que “en el impulso dado a la Iglesia por la beatificación de Juan Pablo II, os invito a rezar el rosario meditando los misterios luminosos”. El nuevo beato instituyó estos misterios en 2002, en la carta apostólica “Rosarium Virginis Mariae”, y la Iglesia los reza los jueves.

Juan Pablo II definió el rosario como un “compendio del Evangelio”, orientado “a la contemplación del rostro de Cristo” con los ojos de la Virgen María. Hasta 2002, el rosario tenía quince misterios (gozosos, dolorosos y gloriosos), pero faltaban los momentos decisivos de la vida pública de Cristo.

Los misterios luminosos del Rosario son: el Bautismo de Jesús en el Jordán, las bodas de Caná, el anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión, la Transfiguración del Señor y la institución de la Eucaristía.

Benedicto XVI ha explicado que, “siguiendo las etapas de la misión de Cristo con la Virgen María, nos hacemos capaces, como Ella, de ver el amor del Padre hecho obra en la vida y enseñanza de su Hijo. ¡Que podamos también nosotros convertiremos en adoradores en espíritu y en verdad y en testigos!”.

El Papa también se ha unido a la alegría de la Iglesia en Portugal por la beatificación de la Madre María Clara del Niño Jesús, que tuvo lugar este fin de semana en Lisboa, y de la Hermana Dulce Pontes Lopes, beatificada en Salvador de Bahía (Brasil).

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·