Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Amor y justicia, las dos características que pide el cardenal Sodano para el próximo Papa durante la Misa por la elección del Pontífice

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En la basílica de San Pedro del Vaticano, los cardenales de la Iglesia católica han concelebrado en la Santa Misa con la que se prepara el inicio del cónclave. El cardenal decano, Angelo Sodano, en su homilía, ha dibujado un claro perfil del Papa: un hombre movido por el amor que persiga la unidad y la justicia.

Bajo la mirada del mundo entero se ha desarrollado la Misa "Pro Eligendo Pontífice" que antecede a la celebración del cónclave. El cardenal Angelo Sodano, decano del Colegio Cardenalicio ha sido quien ha celebrado esta Misa Solemne acompañado de alrededor de 180 cardenales. El cardenal Sodano ha comenzado la homilía con un agradecimiento a Dios por la vida y obras del anterior pontífice, Benedicto XVI. Ocho años atrás, el cardenal Ratzinger celebraba esa misma Misa sin sospechar tal vez, que sería la última que aparecería en público como cardenal.

Toda la homilía del cardenal decano ha girado en torno a la grave misión que desempeñarán los cardenales electores en las próximas horas. La frase que sostiene la promesa de la Iglesia ha resonado con fuerza en el corazón de la Basílica de San Pedro: "Tu eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella"

Apoyándose en la primera lectura, el purpurado ha hablado de la profecía dirigida al pueblo de Israel mientras estaba en el exilio. Cuando el pueblo vivía en el sufrimiento, Dios le promete un Mesías de Misericordia. Una promesa marcado por el amor y la esperanza que se materializa después en Cristo. En ese mismo amor, ha dicho el cardenal, es el que empuja a los Pastores de la Iglesia a cumplir su misión. Una misión confiada de manera especial a los Pastores por el propio Cristo.

San Pablo habla aún hoy con fuerza a sus pastores exigiendo lo que debe ser un ministro de la Iglesia. Monseñor Angelo Sodano ha utilizado estas palabras para explicar la importancia de su misión. "Los exhorto pues yo, el prisionero del Señor, a comportarse de manera digna de la vocación que han recibido, con toda humildad, mansedumbre y paciencia, soportándose recíprocamente con amor, tratando de conservar la unidad del espíritu a través del vínculo de la paz" Sodano también ha hecho referencia al Evangelio: "conduce a la primera lectura del profeta a Isaías sobre el actuar del Mesías, para recordarnos que la actitud fundamental de los Pastores de la Iglesia es el amor"

En la última parte de la homilía se ha dirigido de manera especial a la misión del Papa. Ha declarado que "la actitud fundamental de cada buen Pastor es dar la vida por sus ovejas" y que cuanto más alto es el oficio mayor tiene que ser la caridad del Pastor. Al final, ha encomendado a la Virgen María la elección del nuevo Pontífice y ha puesto una vez más la Iglesia en sus manos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·